6 recetas dulces y saladas con un toque de tequila

Última actualización: 01.12.21

 

El tequila es una bebida alcohólica con una larga historia y laboriosa fabricación. Se trata de un verdadero referente de la cultura mexicana, que ha trascendido en el mundo entero convirtiéndose en uno de los licores más conocidos y, al mismo tiempo, un ingrediente de gran popularidad en variadas recetas dulces y saladas.

 

El tequila es una bebida cargada de tradición que, no sólo se consume en reuniones y celebraciones de forma pura o incorporada en algún cóctel, sino que también ha sido un gran protagonista en la gastronomía. 

Este ingrediente le aporta un toque distintivo y definitivamente especial a una gran variedad de recetas dulces y saladas, lo que se debe a su sabor particular y convenientes propiedades. Conozcamos entonces algunas preparaciones en las que, tanto los ingredientes dulces como los salados han sido envueltos por el agradable sabor del tequila, para brindar una experiencia gustativa única.

 

Un toque de tequila a tus recetas dulces y saladas

El tequila es una bebida fuerte, pero con un pequeño dulzor, que resulta conveniente para potenciar el sabor de las carnes, pescado y verduras. De igual manera, es adecuado para ser usado como parte de los ingredientes de tus helados, mousse, postres con frutas, granizados, entre otros tantos. Claro está, tendrás que ser cuidadoso en la cantidad a incorporar, ya que este destilado podría terminar robando todo el protagonismo de la receta a preparar y, eso no es lo que queremos.

 

Recetas dulces

 

1. Paletas de tequila con cajeta

Si eres amante de las paletas para sosegar el calor de las tardes de verano, no puedes olvidar probar una mezcla de tequila con cajeta, que seguramente te sorprenderá.

Sólo necesitas colocar a fuego lento aproximadamente una taza de cajeta con medio litro de leche. Mezcla bien hasta que los ingredientes se integren completamente. Después, disminuye el calor, vierte un shot de tequila y remueve un poco más.

De esta manera, podrás incorporar la mezcla en los respectivos moldes y llévalos al refrigerador por un lapso de un día. Así, podrás desmoldarlos y comenzar a disfrutar de ellos.

 

2. Plátanos flameados con tequila

Un postre que te tomará tan sólo 15 minutos en preparar, pero cuyo sabor perdurará por siempre en tu memoria gustativa, son los plátanos flameados con tequila.

Coge una sartén, vierte en ella aproximadamente media taza de azúcar y colócala al fuego hasta que el producto se caramelice. Después, incorpora dos plátanos y espera hasta que se doren por ambos lados. De esta manera, podrás agregar el shot de tequila para iniciar el proceso de flameado, que deberá durar no más de 10 segundos. Así, podrás retirar el preparado del fuego, servirlo en un plato y agregar un par de bolas de helado de tu preferencia.

3. Mousse de chocolate y tequila

Si planeas preparar un mousse de chocolate, la recomendación es romper con la receta tradicional e incorporar un toque de tequila, que envolverá el amargo del cacao y le brindará una explosión de sabor a tus papilas gustativas.

Lo primero que necesitarás es colocar a derretir una taza de chocolate amargo y, al estar completamente fundido, deberás incorporar medio shot de tequila. Mientras dicha mezcla reposa, podrás batir en otro recipiente ¼ de taza de azúcar de repostería, con una taza de crema para batir y la misma cantidad de queso crema. 

Al obtener una consistencia densa y suave, podrás incorporar el chocolate con ayuda de una paleta plástica, realizando movimientos envolventes. Finaliza colocando a enfriar la preparación en el refrigerador y, si lo deseas, decora la superficie con una lluvia de chocolate.

 

Recetas saladas

 

4. Aguacate a la mexicana

Esta es una receta bastante sencilla, pero con un sabor concentrado. Para su preparación necesitarás colocar en un recipiente un tomate picado en cubos y julianas pequeñas de aguacate.

En una segunda taza, mezcla dos cucharadas de zumo de limón, una cucharada de tequila y sal al gusto. Después, vierte dicho aderezo sobre el tomate y el aguacate. Asegúrate de mezclar bien y lleva a la nevera para que se enfríe. Adicionalmente, corta cilantro y unas rodajas de limón, que servirán para decorar el avocado.

5. Costillas de cerdo al tequila

Para preparar unas ricas costillas de cerdo al tequila no se necesita mucho tiempo, dinero o experiencia culinaria, por lo que es una receta perfecta para consentir a tu familia y sorprenderlos con una deliciosa fusión de sabores.

Inicia la preparación colocando un kilogramo de costillas de cerdo deshuesadas en una sartén, con unas gotas de aceite y limón. De esta manera, sellarás la carne. Recuerda voltear las piezas y mantener un fuego bajo.

Después, agrega un cuarto de vaso de agua, medio vaso de tequila, una cantidad generosa de rodajas de cebolla, un toque de sal, pimienta y ajo. Procede a colocar una tapa y deja que la preparación se cueza correctamente.

 

6. Camarones con tequila 

Los camarones y el tequila son una combinación perfecta, que, tras una rápida preparación, serán una comida exótica para sorprender a tus comensales. Necesitarás un kilo de camarones frescos previamente preparados, es decir, sin piel. Asimismo, tendrás que preparar un caldo de pollo, cortar cebolla verde, extraer el zumo de un limón, tener a mano chile en polvo, pimienta, crema agria y, por supuesto, nuestro ingrediente especial, que es el tequila.

Recolectados todos estos ingredientes, deberás seleccionar una olla amplia y verter en ella el caldo de pollo, la cucharada de limón, la cebolla y los ¾ de pimienta junto con los camarones para que se marinen. 

Para continuar, tendrás que sellar los camarones en una sartén con mantequilla hasta que adquieran un tono rosa, apagar el fuego e incorporar la media taza de tequila, que deberá ser de tipo reposado. De esta manera, sólo restará flamear los camarones por un tiempo no mayor a los 10 segundos, para agregar finalmente los ¾ de crema agria y el polvo de chile.

Esta es sólo una pequeña muestra de los muchos usos que puedes darle al tequila en cualquier preparación dulce o salada. Claro está, debes recordar que existen varios tipos de este destilado, por lo que no importa si tienes en casa uno que ha sido valorado como el mejor tequila del momento, si este es añejo o extra añejo tendrá un sabor mucho más intenso que el blanco. Por ello, debes ser cuidadoso en las proporciones añadidas a las recetas.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS