¿Qué beneficios tiene la cerveza sin alcohol?

Última actualización: 01.12.21

 

Uno de los aspectos que más llama la atención de muchos nutricionistas y otros expertos de la salud son los beneficios de la cerveza en nuestro organismo. Una cuestión que ha sido tratada con frecuencia y que se extiende a su variedad sin alcohol.

 

Dentro de las diferentes bebidas que tenemos a nuestro alcance, la cerveza es una de las más interesantes. Entre las propiedades de la cerveza, encontramos un alto poder de hidratación, un perfil nutritivo mejor al de otras bebidas alcohólicas e incluso ciertos efectos positivos para el corazón o contra los cálculos renales, gracias a los fitoquímicos que genera el lúpulo. Así que beber cerveza con moderación, como siempre recomendamos, no es mala idea.

No obstante, la cerveza convencional incluye alcohol y, aunque beber una cerveza al día no es malo, son muchas las personas que prefieren prescindir de ese alcohol y apostar por la sin. Pensando en estos usuarios, vamos a evaluar los beneficios de la cerveza sin alcohol, así como si sus ventajas para la salud son similares a las de la cerveza convencional.

 

Qué es la cerveza sin alcohol

Antes de empezar, es importante saber de qué hablamos cuando nos referimos a la cerveza sin alcohol. En el mercado actual existen diferentes versiones en las que, pese a etiquetarse como sin alcohol, encontramos cervezas que realmente sí incluyen este elemento. De hecho, la legislación actual permite la venta de productos con hasta un 1% de alcohol como cerveza sin.

Esto supone la existencia de varias versiones, tales como la cerveza sin alcohol como tal, o las 0,0. Las primeras serían las que tienen ese porcentaje máximo que hemos comentado, mientras que las segundas no tendrían nada de alcohol. Un aspecto que influye en ciertos factores como las calorías de la cerveza sin alcohol, mayores en el caso de los productos que hemos mencionado en primer lugar. Por cierto, la mejor forma de saber cuánto alcohol tiene la cerveza que tienes entre manos es mirar la etiqueta, donde este parámetro debe aparecer obligatoriamente.

Ventajas de la cerveza sin alcohol

 

Gran poder de hidratación

Analizando la cerveza y sus propiedades, en el caso de la sin encontramos como esta bebida es un 95% agua, una de las cantidades más altas de las bebidas actuales. Así que la cerveza sin alcohol es una solución interesante para hidratarte cuando no te apetece solo agua.

 

Tiene menos calorías

La cerveza sin alcohol engorda menos que la cerveza convencional, dado que su contenido de calorías es menor. Pensemos que el alcohol es la principal causa de las calorías presentes en la cerveza, así que si lo eliminamos también reducimos ese extra que aportamos. Eso no quiere decir que la cerveza sea un alimento sin calorías, pero si te preguntas si engorda la cerveza sin alcohol, lo cierto es que la misma engorda menos que la convencional.

 

Un buen perfil nutricional

Seguimos hablando de la cerveza y sus beneficios en esta versión sin. Esta cerveza cuenta con un completo perfil nutricional, en el que se encuentran más de 2.000 sustancias positivas para el organismo. Entre ellas, encontramos proteínas, vitaminas, minerales, ácido fólico o fibra, por citar algunas de ellas. Por tanto, las propiedades de la cerveza sin alcohol, nutricionalmente hablando, son mejores que las de cualquier refresco cargado de azúcar que puedas consumir.

 

Es menos agresiva para el sistema digestivo

Mucha gente comenta una cierta correlación entre el consumo de cerveza y la diarrea. Un problema derivado del efecto que el alcohol tiene en el intestino, donde las bacterias presentes en esta zona se pueden alterar al asimilarlo. Este problema se reduce en esta versión sin, que tiene un grado mucho más reducido o incluso inexistente. Así que los riesgos de diarrea y otros problemas digestivos se reducen bastante, incluso si sueles beber mucha cerveza sin.

Efectos sobre tu salud cardiovascular

Aunque durante mucho tiempo se ha considerado que la cerveza sube la tensión arterial, tal como pasa con los demás alcoholes, lo cierto es que los ingredientes de la cerveza podrían ayudar a controlar esa tensión, siempre desde la moderación en el consumo. En el caso de la sin, estos beneficios son mayores, dado que eliminamos el alcohol de la fórmula, que sería la parte más nociva de esta bebida a efectos cardiovasculares. 

 

Efectos sobre la inflamación y el envejecimiento

Otra ventaja de la cerveza sin alcohol es su capacidad para prevenir el envejecimiento y luchar contra la inflamación. Estos beneficios se derivan de los compuestos fenólicos presentes en esta bebida, que se combinan con el silicio. Estos elementos tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios en nuestro organismo, que ayudan a luchar contra el envejecimiento y a reducir las molestias inflamatorias. La prueba la tenemos en la buena relación entre la cerveza y la prostatitis, en la versión sin de esta bebida.

 

Contraindicaciones y perjuicios de la cerveza sin alcohol

Aunque hemos indicado los beneficios de esta bebida, lo cierto es que este artículo quedaría incompleto si no hablamos de la cerveza sin alcohol y sus problemas. Estos son más escasos que en la cerveza convencional, pero alguno hay. 

Uno de ellos tiene que ver con los efectos que su minino grado alcohólico puede causar. Pensemos en que existen mezclas incompatibles, tales como la sertralina y el alcohol o los corticoides y el alcohol. Dado que la cerveza sin puede contener algo de alcohol, aunque sea muy poco, esa pequeña cantidad puede tener efectos e interacciones con otros medicamentos. 

Algo parecido a lo que ocurre si consumes antidepresivos y cerveza o si mezclamos paroxetina y alcohol. Así que si tomas medicamentos que requieran 0 alcohol la cerveza sin alcohol no es la solución, salvo las 0,0 totalmente libres de ese elemento.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS