Caguama: cerveza de México

Última actualización: 24.09.21

 

Cuando se trata de tomarse una buena cerveza, el tamaño importa y cuanto más mejor, aunque siempre con moderación. Si buscamos entre las cervezas gigantes más conocidas del mundo, tenemos la Caguama de México, cuya historia es muy interesante.

 

Tomarse una birra, una chela o cerveza siempre es una buena idea. Esta bebida es muy refrescante y agradable, sobre todo si está bien fría. El problema es que un quinto o incluso una lata puede quedarse corta si la sed abunda. Para resolver este inconveniente, en México suelen hacer las cosas a lo grande, yéndose directamente de Caguamas.

Esta cerveza de gran tamaño empezó siendo una referencia y hoy día sirve para denominar a una cerveza gigante. Una propuesta que cambia bastante la respuesta si nos preguntamos con cuántas cervezas te emborrachas, dado que con una de estas seguramente ya tengas bastante.

 

Qué es una Caguama

En sus principios, una Caguama era una cerveza de un tamaño ligeramente inferior al litro o la litrona que tenemos en España. En concreto, la capacidad de la Caguama original era de 940 mililitros. Esta capacidad se lanzó allá por los años 20, en un concepto que tenía como objetivo ofrecer cerveza suficiente para compartir entre amigos o en familia. A fin de cuentas, una Caguama venía teniendo unos cinco quintos, o bien tres tercios, lo que hacía fácil repartir la cerveza con comodidad. 

Otra ventaja que trajeron las Caguamas es la comodidad, que va más allá del tamaño. Pensemos que muchos fabricantes de cerveza en lata no incluían elementos como abrefáciles o similares, por lo que para sacar la cerveza había que ir con un abrelatas encima. Respecto de las botellas, normalmente los tamaños eran más pequeños, de quintos, por lo que a la hora de llevar cerveza para varias personas casi se cargaba más peso en cristal que este líquido elemento. Cuestiones que con la Caguamas pasaron a la historia.

Por cierto, la historia de la Caguama y la cerveza viene derivada de una cierta casualidad, relacionada con las características de la botella. Cuando se lanzaron las Caguamas de cerveza, las botellas tenían un aspecto bastante parecido al de una tortuga habitual en las zonas del Caribe mexicano, cuyo nombre es, precisamente Caguama.

Los fabricantes

Aunque las primeras Caguamas empiezan a venderse en los años 20 y 30, la denominación oficial de Caguama, por así decirlo, surge en 1960 con el lanzamiento de Carta Blanca. Esta cerveza estaba elaborada por la Cervecería Cuauhtémoc, que tiene su sede en Monterrey y actualmente forma parte del grupo Heineken. 

En la actualidad, la Caguama sigue existiendo como tal, contando con una amplia presencia en el mercado. Tal como ha pasado con otras marcas, la medida se ha normalizado y ha crecido un poco hasta al litro o litrona actual que se vende hoy día. Entre ellas, hay grandes nombres de cervezas, tales como la mencionada Carta Blanca, la famosa Corona en su versión Mega, la cerveza Victoria y otras muchas cerveceras de primer nivel.

 

La Caguama en España

Llegados a este punto, es probable que todo lo que hemos comentado te suene, por una razón muy sencilla. Y es que en España también sabemos tomarnos la cerveza a lo grande. En este caso, el equivalente español a la Caguama es la cerveza de litro, conocida más popularmente como litrona o simplemente litro. También es habitual, sobre todo en el sur, que a la Caguama o al litro se le llame Maceta, mientras que en Cantabria se pide un tanque y en Euskadi se pide un Katxi. Algo muy interesante cuando el calor aprieta en verano, en fiestas, conciertos y festivales. 

Hoy día, prácticamente todas las cerveceras tienen en la litrona su propuesta base para el consumo en el hogar, rivalizando con las modernas latas actuales. Si miramos un poco hacia atrás en nuestra historia, también vemos un desarrollo propio de la idea familiar de la Caguama o el litro en empresas como Cruzcampo. Aún se conservan anuncios de la empresa de los años 60, en la que incluso los niños “disfrutaban” de los “beneficios” de un buen vaso de cerveza. Afortunadamente, hemos evolucionado y hoy día el consumo de alcohol por parte de los menores está prohibido. 

Cervezas gigantes en el mundo

Si ampliamos nuestro punto de vista, nos encontramos cómo las cervezas de gran tamaño son algo habitual en diferentes países del mundo. Una de estas cervezas icónicas está vinculada al famoso Oktoberfest alemán. En esta fiesta de la cerveza, se consumen miles de jarras de litro, que las fornidas camareras cargan con gran eficacia. Algo sorprendente si tenemos en cuenta que estas jarras se fabrican con un cristal de gran grosor, lo que supone un peso total de unos 2,5 kilos por cada cerveza, entre el envase y su contenido.

Otros que saben disfrutar de la cerveza a lo grande son los ingleses, con su famosa pinta. Este tipo de vaso tiene una capacidad equivalente a 20 onzas o unos 568 mililitros. Una de las ventajas de este formato es que es algo más manejable que los formatos de litro, pero gracias a las características del vaso, la cerveza se mantiene a buena temperatura y no se calienta tanto como en esas grandes jarras.

Finalmente, no podemos olvidar una de las últimas tendencias en España: los tubos de cerveza. En este caso, no hablamos del vaso largo propio para las copas, sino que son tubos de gran tamaño que se llenan con cerveza y se instalan en la mesa. Un formato alternativo a los barriles para uso doméstico y con capacidades de 3 o 4 litros, que están disponibles en algunos bares y puedes comprarlos para casa, para disfrutar de la cerveza a lo grande y en buena compañía.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS