Cóctel michelada

Última actualización: 01.12.21

 

Michelada - receta clásica

¿Cómo preparar una michelada?
Tiempo de preparación5 mins

Ingredientes:

  • El zumo de 2 limas
  • Cerveza
  • 10 ml de salsa picante (puede ser Tabasco, Sriracha o una salsa típica mexicana llamada Tapatio)
  • 5 ml de salsa Perrins, llamada también salsa Worcestershire
  • Chile o cayena molida
  • Sal
  • Hielo
 

Utensilios:

  • Vaso de pinta o cualquier vaso con una capacidad grande
  • Exprimidor

La Michelada es una de las bebidas mexicanas más conocidas en todo el mundo. Este cóctel tiene tres elementos que lo hacen único: la frescura de la cerveza helada, la acidez de la lima y el sabor picante, típicamente mexicano, del tabasco. 

Se trata de una bebida mejicana ideal para revivir durante los días más calurosos. Además, es muy versátil, pues se puede preparar de muchas formas diferentes. En este sentido, la michelada mexicana se puede elaborar con zumo de tomate, con salsa Perrins o también con Clamato. El clamato es una salsa mexicana compuesta por tomate y extracto de almejas, con lo que se obtiene un sabor único.

Al contrario que otras bebidas de este estilo, no se trata de una mezcla de cerveza con tequila, sino que va mucho más allá. 

La michelada se prepara con cervezas rubias, aunque se puede elaborar con cualquier tipo de cerveza, desde tostada a negra. En México, habitualmente, se utilizan cervezas como Modelo, Victoria, Corona o Pacífico, ya que tiene un sabor muy fresco y suave que redondea al cóctel.

Para comenzar, se deben cortar las limas por la mitad y, utilizando el exprimidor, sacar el zumo, que se debe reservar junto con las dos mitades de la piel. A continuación, si quieres darle un toque extra de sabor, puedes poner sal y unos copos de chile picante seco en un plato, para rebozar el borde. Para que la sal y el chile se queden pegados, puedes utilizar la cáscara de lima que tienes reservada, de forma que al humedecer el borde la sal quede pegada. Esta parte es opcional, pero si te gustan los sabores intensos, te encantará.

A continuación, en el mismo vaso en el que vayas a servir la michelada, mezcla la salsa Perrins, el zumo de lima y la salsa picante. Puedes utilizar una cuchara imperial para mezclar mejor los ingredientes. Cuando todo se haya integrado bien, añade el hielo y termina de rellenar el vaso hasta arriba con cerveza bien fría.

Si no toleras bien el picante, puedes preparar una “chelada” que es lo mismo, pero eliminando la salsa picante, la salsa Perrins y también el chile en el borde. En realidad no es más que una mezcla de cerveza y lima, pero con mucho hielo, por lo que es muy fresca y sabrosa. En este sentido, también se puede cambiar la lima por un cítrico de sabor más suave o, si lo prefieres, más intenso. De esta forma, puedes utilizar naranjas, limones o incluso pomelos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS