¿Cómo quitar manchas de vino?

Última actualización: 04.12.20

 

Es conocido por todo el mundo que las manchas de vino son las más difíciles de quitar. La clave para quitar manchas de vino está en el tiempo, cuánto menos se tarde en ponerse manos a la obra, más sencillo será olvidarse del desafortunado accidente que provocó tal inconveniente.

 

Las manchas de vino tinto no son fáciles de eliminar, ya que penetran profundamente en los tejidos y, debido a los tintes naturales producidos durante la maceración de la uva, la mancha se queda agarrada y se extiende por los tejidos, dificultando su eliminación. Además, cuánto más se tarda en quitar manchas de vino, más complicado resulta, por lo que el tiempo es vital en este asunto.

A este problema, hay que sumar que no todos los tejidos pueden lavarse de la misma forma, ni se pueden utilizar los mismos productos en todos ellos. Algunos tejidos, como la seda o la lana, son muy delicados y los productos más agresivos, que también son los que mejor suelen funcionar para eliminar este tipo de manchas, pueden perjudicarlos, hasta el punto de dejarlos inservibles.

Por suerte, hay más de un truco para eliminar las manchas de tu ropa. Por ejemplo, algunos productos naturales como el bicabornato, la sal, la leche o el agua caliente, pueden ser útiles para eliminar esas molestas manchas de vino tinto.

Para los usuarios que quieran saber cómo limpiar manchas de vino, a continuación encontrarán algunos productos que les ayudarán con esta tarea:

 

Leche

Para los que quieren saber cómo quitar las manchas de vino tinto ya secas, la leche podría ser la respuesta, aunque también vale para manchas recientes. En este caso, bastará con eliminar el exceso de vino con una toalla o toallita de papel absorbente, con mucho cuidado de no frotar el vino. A continuación, hay que verter leche sobre la mancha y dejar que el el tejido absorba la mayor cantidad posible. En 1 hora, aproximadamente, la mancha habrá desaparecido. Si la mancha está seca, deja la prenda en remojo con leche caliente hasta que la mancha se haya ido. Para finalizar, lava la prenda como lo harías normalmente.

 

Agua caliente

Si quieres saber cómo quitar una mancha de vino reciente, pon agua a hervir y estira la prenda sobre una superficie, imagina que vas a usarla a modo de colador. Cuando el agua haya hervido, viertela sobre la tela estirada desde un metro de altura más o menos. 

Zumo de limón

Para eliminar manchas de vino blanco, una de las mejores opciones es el limón. Basta con exprimir un poco de limón sobre la mancha, cuando todavía esté reciente, y ponerla a la lavadora enseguida. Otra opción para eliminar las manchas recientes, es echar sal fina sobre la mancha, para que absorba el vino y este no deje mancha.

La sal común, la de mesa, también sirve para eliminar las manchas de vino tinto recientes. En este caso, bastará con cubrir la mancha con una capa gruesa de sal y dejarla durante más o menos una hora, al cabo de ese tiempo, la mancha debería haber desaparecido.

 

Agua con gas (Carbonatada)

Este truco de ropa también funciona con manchas recientes. En este caso, vierte el agua con gas sobre la mancha y deja que el gas (H2CO3) haga su trabajo. Sigue echando agua sobre la mancha hasta que veas que desaparece. A continuación, seca la prenda, puedes utilizar una toalla o dejar que se seque sola. 

En caso de no disponer de agua con gas, puedes utilizar también agua mezclada con bicarbonato o agua con limón.

 

Agua oxigenada y jabón

Para manchas recientes también funciona bien el agua oxigenada. En primer lugar, asegúrate de retirar el exceso de vino con una toalla o un papel de cocina, sin frotar la mancha. Mezcla a partes iguales agua oxigenada y jabón líquido, puede ser el que utilizas para fregar los platos, en un recipiente. A continuación, vierte la mezcla sobre la mancha y sécala con una toallita de papel. Repite el proceso hasta que la mancha desaparezca.

 

Amoniaco

Si quieres saber cómo quitar manchas de vino tinto en ropa ya lavada o manchas de vino secas, bastará con que tengas un cepillo fino y un poco de amoniaco. Mezcla el amoniaco con agua fría y frota la mancha con el cepillo hasta que se vaya. También puedes mezclar en un vaso agua tibia, amoniaco y una cucharada de detergente para lana y frotar con la mezcla la superficie manchada. Para finalizar, aclara con agua y vinagre.

Bicarbonato y vino

¿Quitar una mancha de vino con vino? Pues sí, para manchas secas de vino tinto, puedes utilizar el vino blanco como remedio. Basta con remojar la mancha y cubrirla con una capa generosa de bicarbonato sódico. Deja que la mezcla repose durante todo un día, humedeciendo de vez en cuando la zona con más vino. Al día siguiente, echa la prenda a lavar. Si la mancha es reciente, es posible eliminarla solo con vino blanco.

 

Espuma de afeitar

La espuma de afeitar es un buen remedio para quitar manchas de vino tinto secas. Basta con verter un poco de espuma sobre la zona manchada y dejar que penetre bien en la prenda. Para ello, bastará con dejar que actúe unos cinco o diez minutos. A continuación, lava la prenda en la lavadora, con alguno de los programas de agua caliente y la mancha desaparecerá. 

 

Arena para gatos

Este es un remedio menos común, pero también efectivo para quitar manchas de vino. Para que este truco funcione, debes extender la prenda tanto como puedas, para que quede estirada, y verter sobre la zona de la mancha un poco de arena para gatos. Presiona la arena sobre la mancha durante unos minutos, para que se empape del vino. 

Ahora que ya sabes cómo eliminarlas, podrás disfrutar del mejor vino tinto sin miedo a mancharte, ¡salud!

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments