El mejor vino espumoso

Última actualización: 12.05.21

 

 

Nuestras selecciones de los mejores vinos espumosos

 

Los vinos espumosos o vinos de aguja obtienen su gas mediante un proceso de segunda fermentación, durante el que las levaduras liberan carbono que se concentra en forma de gas disuelto. Estos son vinos suaves y refrescantes, que suelen ser muy apreciados para acompañar comidas y cenas. En este artículo compararemos algunos de los mejores vinos espumosos para que elijas el que más te gusta.

 

1. Don Luciano Blue Moscato Charmat Moscato Azul

 

García Carrión está considerada por algunos usuarios como la mejor marca de vinos espumosos del mercado. Este Blue Moscato, es un caldo de tipo “charmat”, es decir que ha obtenido su gas de forma natural, siguiendo los métodos antiguos de fermentación del champagne francés. Es fruto de una selección manual de uvas Moscatel cuyo mosto se filtra en depósitos isobarométricos para conservar el gas carbónico.

Su principal característica es su atractivo color turquesa, con brillantes tonos azulados y burbuja fina. Contiene aromas intensos de frutas frescas como el melón y el albaricoque, así como un final floral con notas de pétalos de rosa. En boca es dulce sin ser empalagoso, con un sabor a lichis.

Por su color, podría ser el mejor vino espumoso para celebraciones y fiestas, así como para acompañar postres y aperitivos.

Comprar en Amazon - Precio (€21,3)

 

 

 

2. Platinum Pack de vinos espumosos

 

El vino blanco de uvas Chardonnay sirve como base para las creaciones aromáticas de Platinum. En este sentido, estas “fragancias” crean efectos visuales y aromáticos muy atractivos, formando olas perladas al agitar las botellas. 

Estos cócteles podrían ser los mejores vinos espumosos del 2021, gracias a su combinación de vino blanco e ingredientes florales y frutales variados. Así, podemos encontrar caldos de vistoso color rosa perlado, con aromas florales y cítricos, que recuerdan un patio andaluz donde se mezclan rosas y las naranjas. También podemos disfrutar de la Fragancia Nº6 con reminiscencias de violetas y frutos del bosque o la Nº2 de brillante color naranja, con un sabor que recuerda a las “Mimosas”.

Estos vinos espumosos, servidos frescos entre los 5 y los 7 grados, son ideales para acompañar cenas, así como para un brunch.

Comprar en Amazon - Precio (€33)

 

 

 

3. FV Moscato D’Asti Vino Espumoso

 

Si te preguntas cuál es el mejor vino espumoso de tipo Moscato, el FV D’Asti podría ser la respuesta. Es un vino italiano, cuyo proceso de elaboración y empaquetado se realiza con todo el cuidado y el mimo posible; con especial atención a los detalles, como la elegante botella o el tapón. Siguiendo un proceso de vinificación tradicional, las uvas Moscatel recogidas a mano adquieren un sabor único.

Se trata de un vino espumoso dulce, afrutado y muy aromático, con un color amarillo pajizo, claro, de burbuja fina, elegante y reflejos plateados. Contiene aromas atractivos de frutas y flores, que se abren a una serie de sabores que recuerdan la fruta madura. Es un vino dulce, pero sin llegar a resultar empalagoso, gracias a un final ligeramente ácido que lo equilibra.

En este sentido, este es un vino muy apreciado como base para la coctelería, ya que su sabor entre dulce y ácido, permite una amplia variedad de combinaciones.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Toso Moscato D’Asti Vino Espumoso

 

Este podría ser el mejor vino espumoso del momento para aquellos usuarios que disfrutan de los Moscatos con denominación de origen Piemonte Asti, ya que se elabora en el Langhe, que es la zona original de la que proceden estos vinos gasificados. La uva Moscatel crece en los suelo calcáreos y de tierra blanca de la zona, de donde obtiene sus toques ligeramente amargos.

Se trata de un vino de baja graduación, de color amarillo brillante e intenso, con burbuja fina y elegante. En copa se abre a una serie de aromas de fruta fresca, donde resalta el melocotón, con un final de flores frescas. En boca es muy dulce, suave y agradable para los que no están acostumbrados a beber vino.

Es un caldo para tomar en frío, entre los 7 y los 10 grados. Se puede beber como copa para el aperitivo, así como para maridar con postres, pastas, pizzas o fruta.

Comprar en Amazon - Precio (€10)

 

 

 

5. Bocopa Marina Espumante Vino Espumoso Alicante DOP Afrutado

 

Desde las bodegas alicantinas Marina, llega un vino espumoso diferente y con un aspecto elegante y exclusivo. Es un caldo de baja graduación, elaborado al 100% con uvas de tipo Moscatel de Alejandría, muy aromático y con burbujas ligeras y finas. La botella, de color plateado brillante y con el logotipo de la marca, recuerda al mar y las playas alicantinas.

Si estás buscando un producto distinto, con el que sorprender a los demás y te preguntas qué vino espumoso comprar, este podría ser la mejor opción. Tiene un color muy claro, casi cristalino, que crea una corona de burbujas blancas. En nariz es potente, con aromas varietales que sobresalen y dejan paso a los cítricos y la fruta tropical. En boca es suave, como el clima alicantino, muy fresco y nada agresivo con el paladar, con un final lleno de matices afrutados.

Es un caldo ideal para los que no están acostumbrados a beber alcohol o vino. Se puede disfrutar a cualquier hora del día, tanto solo como acompañando a las comidas, especialmente las cenas.

Comprar en Amazon - Precio (€33)

 

 

 

6. Pinord Vino de Aguja Blanco Espumoso

 

Pinord es una de las marcas con mayor tradición en la elaboración de vinos de aguja, ya que fue la primera en comercializar este tipo de producto en España. Sus vinos son baratos, pero de alta calidad. Fruto del trabajo de la familia Reynal, este espumante está elaborado con las mejores uvas Moscatel y contiene todos los sabores y aromas representativos del Mediterráneo.

Es un vino de aspecto brillante, de color amarillo pajizo con reflejos verdosos y burbuja fina. Está considerado por los usuarios como el mejor vino espumoso de relación calidad precio, gracias a sus aromas varietales que recuerdan a la fruta blanca y los cítricos, así como su sabor dulce e intenso, con reminiscencias de piña y manzana.

Es un vino suave que se debe servir bien fresco y marida a la perfección con todo tipo de arroces, marisco, ensaladas suaves, pastas y también con pescados.

Comprar en Amazon - Precio (€24,7)

 

 

 

7. Alma Atlántica Albariño Espumoso

 

Procedente de las prestigiosas bodegas de Martín Códax, este espumante está elaborado con las mejores uvas Albariño y Godello, criadas en la costa Gallega, en suelos fríos y duros, que producen frutos de grano grueso, con una gran cantidad de azúcar y un sabor redondo. Su proceso de fermentación logra un equilibrio de sabores, con una graduación alcohólica media, lo que provoca una mezcla de acidez y dulzura muy gustosa, que no encontrarás en opciones más baratas.

El resultado final es un vino de color muy claro, amarillo pajizo con reflejos verdosos. En copa libera una amplia gama de aromas, entre los que destacan las frutas frescas como la manzana, la pera y el melón, con un final floral. En boca es muy refrescante y persistente, con un gran equilibrio entre los sabores ácidos típicos de la variedad y el dulzor de los vinos espumantes.

Se trata de un vino ideal para acompañar platos típicos de la gastronomía gallega como el marisco fresco, pero también para pescados, pizzas y postres de todo tipo.

Comprar en Amazon - Precio (€52,93)

 

 

 

8. Pack Vino Espumoso Tres Botellas

 

Gold Fusion es el fruto del trabajo de la familia Calcerrada Lara, quienes en 1949 fundaron un primer negocio de bebidas refrescantes. Más tarde, se hicieron con una bodega y, fruto de esa fusión, nacieron los primeros vinos espumosos de la marca. Los espumantes de Gold Fusion son algo más que vino, ya que se trata de cócteles con aromas y colores muy vistosos, repletos de reflejos perlados.

Se trata de productos ideales para regalar, así como para llevar a una fiesta de Nochevieja, una despedida de soltero o para disfrutar de una reunión con la familia o los amigos. Las botellas, al moverlas, brillan con tonos perlados y dorados, creando un efecto visual muy divertido y único. Además, gracias a su baja graduación alcohólica son adecuados para aquellos que no están acostumbrados al vino.

Por otra parte, se trata de espumantes creados con uvas Chardonnay, con los típicos aromas florales de la variedad y un sabor refrescante, en el que se combinan a la perfección los sabores frutales y cítricos. 

Comprar en Amazon - Precio (€24,2)

 

 

 

9. Ochoa Vino Espumoso Moscato de Ochoa

 

Este vino espumante es el fruto de un viaje a la zona de Piamonte, en Italia, donde Ochoa conoce por primera vez el Moscato D’Asti. Se trata de una representación del típico vino de aguja italiano, de doble fermentación y burbuja fina, natural y ligera. Se elabora con uvas 100% Moscatel de grano pequeño, que proviene de las fincas que Ochoa tiene en el Bosque de Traibuenas y la Milla de Traibuenas, despalilladas, estrujadas y con un prensado ligero.

Es un vino de aguja muy claro, de color amarillo dorado muy pálido, con burbujas naturales y finas que son el resultado de su proceso de elaboración. En cuanto a los aromas, tiene los olores típicos de la variedad como son las rosas blancas, frutas maduras y un final cítrico de limón. En cuanto al sabor, predomina la fruta madura y los cítricos, con un paso fresco y elegante.

Es un vino fresco, excelente para tomar con aperitivos y entrantes de gran sabor como el foie y los canapés, así como para postres y frutas frescas.

Comprar en Amazon - Precio (€12,25)

 

 

 

10. Sandara Blanco Espumoso

 

Sandara Blanco Espumoso es un refresco elaborado con una chispeante base de vino blanco procedente de uvas Sauvignon Blanc, Verdejo y Viura. Más que un espumoso tradicional, se trata de un concepto novedoso, que va más allá del simple vino y que resulta muy atractivo para usuarios que no están acostumbrados a tomar caldos con alta graduación alcohólica. Se trata de un vino premiado con la medalla Best Buy de Wine Enthusiast de 2016 y la de plata en el AWC de Viena en 2014.

Es un vino de color muy claro, casi blanco, con burbuja fina y elegante. En copa, desprende aromas delicados, florales y frutales que recuerdan al melón. Finalmente, en boca resalta por sus sabores jugosos y equilibrados, que recuerdan a las frutas de verano como la uva, el mango, el melocotón y con un final cítrico.

Es un vino muy adecuado para maridar con postres, así como con platos de comida étnica, pero también para tomar solo, bien frío en copa estrecha.

Comprar en Amazon - Precio (€26,94)

 

 

 

Origen y Uso

 

Una vez finalizada nuestra comparativa de vinos espumosos, queremos ofrecerte algunos detalles más sobre este tipo de bebidas. A continuación, encontrarás una guía sobre la historia de estos caldos, así como las mejores mezclas que puedes hacer con ellos y algunos consejos para saber cómo conservar las botellas para que se mantengan por más tiempo.

Historia

El origen del vino espumoso se entronca con el del champagne. En realidad, se trata de la historia de un error, con el fraile benedictino Dom Perignon como protagonista. El primer champagne se introduce en la corte del rey francés Luis XIV y es el fruto del mosto de uvas tintas y blancas. La principal diferencia entre los espumosos y el resto de vino son las burbujas, que se producen por una doble fermentación del mosto.

Como ya hemos dicho, el primer vino de aguja fue producto de un error. En la abadía de Haynes, donde Pierre Perignon realizaba sus labores de bodeguero, las bajas temperaturas del invierno cortaban el proceso de fermentación, que en aquella época se realizaba en las botellas. Al llegar la primavera, este proceso se reactivaba, pero creaba una gran cantidad de gas carbónico, lo que hacía que las botellas explotaran por la presión.

Dom Perignon descubrió que el caldo de estas botellas era más dulce que el vino fermentado de forma tradicional. Decidió no desperdiciar esos vinos y aprovecharse de las condiciones climáticas para crear un nuevo tipo de caldo, que con el tiempo se conocería como champagne. Para solucionar el problema de las botellas que estallaban, Perignon exigió hacer las botellas más gruesas y volvió a introducir los tapones de corcho, que ya se utilizaban en tiempos de Roma, pero que habían dejado de usarse.

Estos vinos tuvieron una gran aceptación en la corte del rey Luis XIV, quien le rindió grandes honores, creando un vaso especial para beberlo, con la forma de los pechos de Madamme Pompadur.

Desde la corte francesa, el vino espumoso se popularizó por todo el mundo, siendo Piamonte, una región del norte de Italia, donde obtuvo un mayor éxito. Allí, sobre todo en D’Asti, se creó un nuevo método de gasificación llamado Charmat. Hoy en día, en el Piamonte existen más de 400 Denominaciones de Origen Protegidas, elaboradas con las uvas Moscatel típicas del lugar. Allí, este vino obtuvo su nombre más conocido, Muscato o Spumante.

 

Mezclas

Los vinos tipo Moscato y espumosos son una buena base para los cócteles, ya que tienen una gran variedad de sabores frutales, dulces y ácidos que se equilibran, ofreciendo una base para la mezcla con zumos y refrescos.

Para los amantes de los sabores mediterráneos, uno de los cócteles que se pueden elaborar es la Mimosa, una mezcla muy sencilla y muy apreciada por los amantes de los brunch. Se trata de combinar vino espumante y zumo de naranja natural al 50%, en una copa de flauta. También puedes decorar con una rodaja de naranja o añadir un poco de hielo picado para refrescar.

Si prefieres algo más dulce, puedes optar por un Pink Lemonade Mimosa, que se prepara con una mezcla de zumo de limón, azúcar, fresas frescas y vino espumoso. Lo mezclas todo en el vaso de una batidora, lo licuas todo hasta que quede uniforme y lo presentas en una copa de flauta con hielo picado.

Para los que disfrutan de los sabores tropicales, el Tropical Bubbly es un combinado de menta, piña, mango y vino espumoso. De nuevo, para elaborarlo solo tienes que mezclar todos los ingredientes en la batidora, darle un “twist” y servir en copas o vasos altos con mucho hielo y decorados con una rodaja de piña.

 

Conservación

Seguimos con esta guía para comprar el mejor vino espumoso hablando de su conservación. En este sentido, el espumoso sin importar cuánto cuesta, se vende en su estado óptimo de consumo, por lo que lo más ideal es beberlo en los meses siguientes a su compra. Una vez abierto, debes guardarlo en la nevera, siempre tapado y en posición vertical.

Si no están abiertos, se deben conservar en posición horizontal, tapados y en un lugar fresco y seco, lejos de la luz del sol. 

Valor nutricional

Un vaso de vino espumoso (105 ml) contiene 87 calorías, 2,8 gramos de carbohidratos y 0,07 g de proteínas.

 

Bebe responsablemente

El vino espumoso contiene alcohol, por lo que no debe consumirse por los menores de 18 años. Tampoco debes conducir después de haber bebido, ya que podría ocasionar un perjuicio económico en forma de multas, en el mejor de los casos.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments