El mejor vino manzanilla

Última actualización: 13.05.21

 

 

Nuestras selecciones de los mejores vinos manzanilla

 

La manzanilla es uno de los vinos más especiales del mundo, estos vinos blancos, secos y aromáticos, son muy apreciados por los amantes del Jerez. Son caldos ideales para acompañar los aperitivos antes de comer, ya que por su suave acidez dejan un gusto refrescante y persistente, que te encantará.

 

1. Bodegas Hidalgo Manzanilla La Gitana

 

Si te gusta el sabor clásico andaluz, La Gitana podría ser la mejor marca de vinos manzanilla para ti. Este sabroso vino blanco se elabora con uvas Palomino Fino cultivadas en tierras blancas de albanisa, con un alto contenido de carbonato cálcico. La Finca “El Cuadrado”, de donde provienen las uvas, es uno de los pagos con más tradición de la zona de Jerez Superior.

El vino blanco, pasa tres años en la bodega de la finca, donde descansa y se afina, gracias a un sistema de Soleras y Criaderas. Finalmente, pasa ocho años en una bota de roble americano, donde obtiene sus matices de aromas y sabores. En este sentido, es una de las manzanillas más finas del mercado, gracias a todo este proceso largo y paciente.

Es un vino que se debe servir bien frío. Marida muy bien con tapas de toda clase, así como pescados y mariscos, ahumados, carnes blancas o ensaladas.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Barbadillo Muy Fina Vino de Licor Manzanilla

 

Muy Fina es una manzanilla joven, procedente de las bodegas Barbadillo, situadas en San Lúcar de Barrameda, en Cádiz. Se elabora con uvas Palomino Fino en los viñedos de la bodega y, para su elaboración, se utiliza el método tradicional de envejecimiento sobre “velo de flor”. Esto significa que, durante su crianza, se forma una capa de levadura compacta de color blanco sobre el caldo.

Este podría ser el mejor vino manzanilla de relación calidad precio, gracias a su sabor muy fino. Además, en la copa es de color amarillo pajizo, muy claro, con reflejos plateados y ribete de oro blanco. Entre sus aromas destacan las almendras, con notas frescas de sal, yodo y madera ahumada, lo que le da un toque muy fresco. Finalmente, en la boca es fresco y ligero, muy mineral con notas saladas y de algas.

Es un vino manzanilla muy agradable y fácil de beber para los que no están acostumbrados. Es ideal para maridar con aperitivos y platos de pescado.

Comprar en Amazon - Precio (€4,18)

 

 

 

3. Bodegas Hidalgo La Gitana Manzanilla Pasada Pastrana

 

El Pasada Pastrana podría ser el mejor vino manzanilla del momento para todos aquellos usuarios que buscan el sabor clásico de la Feria de Abril. Ha sido elaborado con una selección de mostos “finos”, procedentes de uvas Palomino Fino producidas en viñedos con más de 50 años. Además, obtiene su calidad y sus sabores gracias al sistema de Crianzas y Soleras. 

Es una manzanilla muy fina, llena de matices y personalidad, que no pasa por filtrados ni estabilizaciones artificiales. El resultado es un caldo de color amarillo brillante, dorado y con reflejos ámbar. En la copa, tiene un conjunto de aromas punzantes y complejos, donde predominan los olores marinos y de frutos secos. En la boca es seco y potente, de sabor persistente y equilibrado.

Es un vino manzanilla para tomar frío, como acompañante de ensaladas, aperitivos fríos como el embutido o las aceitunas, así como para acompañar todo tipo de pescados.

Comprar en Amazon - Precio (€11,95)

 

 

 

4. Bodegas La Gitana Manzanilla Heredad de Hidalgo

 

Fundadas en 1792, las bodegas Hidalgo La Gitana cuentan con una larga tradición y una extensa trayectoria en la elaboración de los mejores caldos andaluces. Este podría ser uno de los mejores vinos manzanilla del 2021, ya que se trata del producto estrella de la marca, elaborado con uvas Palomino Fino y con D.O Manzanilla de Sanlúcar.

Los de Heredad de Hidalgo son vinos secos, baratos y de gran calidad. En este sentido, encontrarás un caldo de color oro pálido, con reflejos verdosos y corona blanca. En la nariz, es tremendamente complejo y cuenta con los aromas característicos de la manzanilla, con toques salinos y de frutos secos. En la boca, es delicado, fino, fresco y ligero.

Se debe servir bien frío y marida muy bien con toda clase de tapas, así como mariscos, pescados, ahumados y carnes blancas, siempre que no se cocinen con salsas de sabor fuerte.

Comprar en Amazon - Precio (€28,26)

 

 

 

5. Barbadillo Manzanilla Solear D.O Sanlúcar de Barrameda

 

Si te preguntas qué vino manzanilla comprar para regalar a un amante de este tipo de caldos, Solear podría ser la opción más adecuada. Está considerada por muchos expertos y catadores, como una de las mejores manzanillas del mundo y es la única que aparece entre los cien mejores vinos del mundo según la revista Wine Spectator.

Cabe destacar que es una de las manzanillas con mayor crianza y todos los años que pasa bajo su “velo flor” le ofrecen unos matices únicos. En este sentido, encontrarás un vino de color amarillo pálido, con reflejos brillantes e intensos, que se abren a un abanico de aromas potentes, entre los que resaltan los matices salinos y yodados. Finalmente, en la boca es muy seco, pero suave, con toques salinos y persistentes.

Es un vino para tomar muy frío, adecuado para acompañar tapas y entrantes como los langostinos o el jamón ibérico curado. Al mismo tiempo, es ideal para acompañar platos innovadores de sabores ácidos y fuertes.

Comprar en Amazon - Precio (€44,95)

 

 

 

6. Hidalgo La Gitana Vino Manzanilla La Guita D.O Sanlúcar de Barrameda

 

Si te preguntas cuál es el mejor vino manzanilla, La Guita podría ser la respuesta. Se trata de un caldo que ha obtenido 93 puntos en la Guía Peñín y 94 en la Suckling. Es apto para veganos y posee toda la personalidad de los vinos manzanilla andaluces. Además, gracias a su D.O Sanlúcar de Barrameda y a las uvas Palomino Fino con las que está elaborada, es una de las opciones más baratas y de más alta calidad.

Es un caldo ligero, fácil de beber y muy amable con aquellos usuarios que no están acostumbrados a estos vinos secos. En la copa es de color amarillo claro, con notas doradas y de reflejos verdosos. En la nariz es muy fresco, con los aromas típicos de la crianza que recuerdan a la fruta confitada, mezclado con notas florales y de frutos secos. Por otra parte, en la boca es ligero, muy aromático y sabroso. De final fresco y persistente.

Este es un vino para tomar muy frío, perfecto para maridar con aperitivos como el jamón, el embutido, así como mariscos cocidos como el langostino o con marisco fresco como las ostras.

Comprar en Amazon - Precio (€5,26)

 

 

 

7. Romate Sherry Viva la Pepa Manzanilla

 

El vino manzanilla Viva La Pepa es un caldo de tipo de “vino generoso”, con D.O Sanlúcar de Barrameda, elaborado con uvas de tipo Palomino Fino. Con 250 años de antigüedad, las bodegas Sánchez Romate se caracterizan por la calidad de sus productos, elaborados siguiendo las tradiciones de Crianzas y Soleras. Su nombre recuerda el grito popular de los gaditanos en 1812, cuando se dio al pueblo español su primera constitución.

Es un vino manzanilla de color pajizo, con reflejos verdosos y corona blanca. En la nariz es muy vivo, de aromas punzantes y salinos que recuerdan a las aceitunas, los frutos secos y las salazones. En la boca es algo agresiva, con mucho cuerpo, una acidez ligera y un final fresco, con matices salados, toques amargos y de final largo.

Es un caldo para servir fresco, perfecto para acompañar todo tipo de aperitivos como berberechos o mejillones al vapor, así como marisco fresco, embutidos, jamón y hasta platos de pescado.

Comprar en Amazon - Precio (€5,47)

 

 

 

8. San León Manzanilla

 

San León es la manzanilla clásica, elaborada siguiendo la receta y el método tradicional de las soleras fundacionales de Herederos de Argüeso en 1822. Además, es importante mencionar que este es el producto estrella de la bodega, con toda la personalidad y el sabor de los vinos secos andaluces, gracias a sus 6 años de crianza bajo “velo de flor”. Por otro lado, es un vino ganador del International Wine Challenge de 2017 y obtuvo la consideración de Mejor Vino de España Iberwine 2009.

Elaborado solo con uvas Palomino Fino, presenta un color dorado pajizo muy claro, limpio, brillante y con reflejos cristalinos. En la nariz es muy intenso, con aromas en la zona media que recuerdan a las levaduras y una zona alta de tiza, con toques minerales y salinos. En la boca es seco, con sabores que recuerdan al yodo, persistentes y delicados.

Es un vino seco que se debe servir frío, ideal para disfrutar con jamón ibérico curado, así como quesos y pescados. Sin embargo, el mejor maridaje es el marisco, sobre todo los langostinos de la costa gaditana.

Comprar en Amazon - Precio (€12,95)

 

 

 

9. Delgado Zuleta Vino Manzanilla D.O Manzanilla Sanlúcar

 

Elaborado con uvas de la variedad Palomino Fino, este podría ser el mejor vino manzanilla para los que buscan una bebida intensa, con todo el sabor tradicional. Se trata de un vino de crianza ecológica, apto para veganos, con “velo de flor” de dos o tres años. De ahí, pasa a un sistema de Crianzas y Soleras en botas de roble americano centenarias.

El resultado es un vino de color amarillo pajizo, brillante y limpio, de reflejos verdosos. En la nariz tiene unos aromas de salida que recuerdan al mosto, frutales e intensos. Debajo, encontramos los olores típicos de este tipo de vinos, con las levaduras como nota predominante, que recuerda al pan, las almendras y los cítricos. Finalmente, en la boca es ligero, seco y de paladar suave, con un final refrescante y vivo.

Es perfecto para acompañar todo tipo de tapas y aperitivos, sobre todo para beber con mariscos frescos o cocidos.

Comprar en Amazon - Precio (€32,99)

 

 

 

10. Lustau Fino Jarana Vino Fino Jerez y Manzanilla

 

Jarana es un sinónimo de fiesta y de verbena. La bodega Lustau apela al carácter festivo de este vino, elaborado en Jerez por el método tradicional de Criaderas y Soleras. Fermentado a partir de una selección de mostos de variedad Palomino Fino, envejecidos durante cuatro años bajo velo de flor en botas de roble americano.

En este sentido, nos encontramos con un vino manzanilla de color pajizo pálido, con reflejos verdes y ribete blanco. En la nariz, tiene aromas punzantes que recuerdan en primer lugar a los frutos secos, sobre todo a la almendra. En la boca es delicado, ligero y seco, con una acidez baja, que se traduce en sabores salinos típicos de este tipo de vinos.

Lustau Fino se debe servir muy frío y es perfecto para acompañar todo tipo de aperitivos, tapas y pescados. También es un buen acompañamiento para mariscos como ostras, jamón ibérico y sushi.

Comprar en Amazon - Precio (€9,35)

 

 

 

Origen y Uso

 

Como ya has visto en nuestra comparativa de vinos manzanilla, hay muchos productos diferentes, cada uno con sus propias características organolépticas. Para ayudarte a escoger la manzanilla más adecuada para tus gustos, vamos a explicarte algunos detalles sobre su historia y su forma de consumir, que te ayudarán a tomar la decisión.

Historia

Aunque puedas pensar que el origen de este nombre puede provenir de la infusión, en realidad proviene de la localidad onubense Manzanilla. Sin embargo, las Manzanillas tienen Denominación de Origen Sanlúcar de Barrameda, lo que se debe a que, una vez elaborado el mosto, se envía a Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, donde pasan por el proceso de Crianza y Solera, al albur de los vientos del Atlántico, que les confieren una personalidad única.

Se trata de vinos de tipo “generoso”, que se elaboran desde la antigüedad con uvas Palomino Fino, típicas de la zona conocida como “marco de Jerez”. Son vinos blancos, secos y con una acidez ligera, cuya principal característica es su proceso de envejecimiento, llamado “velo de flor”. En este método, las levaduras crean una gruesa capa blanca sobre el vino. 

En este sentido, tras recolectar la uva, esta procede a ser pisada, prensada y fermentada. Estos mostos, son catados por expertos, que seleccionan los más finos, que se dejan reposar hasta alcanzar los 15 o 17 grados. Estos vinos pasan a barricas de roble americano de 600 litros, que se llenan solo hasta los 500 litros, para que crezca el “velo de flor”.

Una de las principales características del vino es su color pálido, así como sus aromas punzantes. Suelen ser vinos secos, con poca acidez, muy ligeros al paladar. En cuanto a la graduación, tienen un volumen de alcohol entre el 15 y el 17%. En este sentido, es el vino más ligero de todos los que forman parte del llamado “Marco del Jerez”, por lo que son los más adecuados para acompañar aperitivos y tapas. 

Por otra parte, es posible encontrar una variedad, llamada manzanilla pasada, que es sometida a una crianza prolongada, en los que el “velo flor” se debilita ligeramente, provocando una ligera oxidación del vino, creando un color más oscuro y dorado. Estas manzanillas pasadas destacan por sus aromas más vivos y fuertes.

 

Mezclas

Continuamos con esta guía para comprar el mejor vino manzanilla, explicando cómo se debe tomar esta bebida, así como algunas de las mejores mezclas con las que disfrutar de estos vinos tan diferentes.

En primer lugar, la mejor forma de tomar una manzanilla es solo o con un poco de hielo. En este sentido, para combinar con mariscos como langostinos o mejillones, lo mejor es servir el vino muy frío, entre 5 y 7 grados, en copa fina y alta, similar a la cava. La copa se debe sostener siempre desde el pie, para no calentar el contenido.

Por otra parte, la manzanilla es el ingrediente principal del “Rebujito”, la bebida más conocida de Andalucía, típica de las celebraciones como la Feria de Abril. En este sentido, es un trago muy sencillo de preparar, ya que no es más que una mezcla de vino manzanilla, refresco de lima o de limón y un poco de hierbabuena. Los expertos dicen que, en realidad, se trata de una adaptación del “Sherry Cobbler”, uno de los cócteles ingleses más tradicionales. 

 

Conservación

Los vinos manzanilla, incluso los más económicos, se venden en el momento óptimo de consumo. Es decir, que para disfrutar de su sabor, se deben consumir en el momento de su compra o durante los meses siguientes a ella. Sin importar cuánto cuesta la manzanilla de tu preferencia, el contenido no mejora con el tiempo, ya que una vez embotellado el vino no adquiere más matices.

Sin embargo, si tienes pensado guardarla, puedes hacerlo durante unos dos o tres años sin que se pierda su sabor. En este sentido, debes mantener la botella en posición horizontal, en algún lugar fresco, seco y estable, alejado de la luz del sol, que podría ser perjudicial para su sabor.

Una vez abierta, la botella debe mantenerse siempre en el frigorífico, ya que así se conserva adecuadamente su sabor. Al estar abierta debe estar en posición vertical, pero a ser posible no se debe dejar en la puerta, ya que al abrir y cerrar, la botella se mueve y puede dañar el sabor.

Valor nutricional

En cada 100 ml de vino manzanilla encontrarás 124 calorías, así como 0 gramos de grasa y 124 gramos de carbohidratos. 

 

Bebe responsablemente

Esta es una bebida con un contenido de alcohol de entre 15 y 17 grados. En este sentido, no es adecuado para los menores de 18 años. Tampoco deben consumir vino manzanilla las embarazadas ni se debe conducir después de haber bebido.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments