Moscow Mule

Última actualización: 15.10.21

 

Cómo preparar un Moscow Mule

Cómo hacer un Moscow Mule refrescante
Tiempo de preparación5 mins
Número de personas: 1

Ingredientes:

  • 50 ml de vodka.
  • 30 ml de zumo de lima.
  • 250 ml de cerveza de jengibre.
  • Lima.
  • Hierbabuena.
  • Hielo picado.
 

Utensilios:

  • Cucharilla de mezcla.

El Moscow Mule es un cóctel suave y con personalidad, fruto del auge del vodka como base para la coctelería a mediados de los años 40. Se trata de un combinado muy fresco, ideal para las noches más calurosas del verano. Tradicionalmente, se sirve en un vaso de cobre bien helado, lo que refuerza su imagen “vintage”.

A pesar de su nombre, este cocktail con vodka fue inventado en Estados Unidos en 1941, como parte de una campaña publicitaria que buscaba reforzar la popularidad del vodka (puedes encontrar en este enlace unas opciones de compra) y de la cerveza de jengibre en el país. Al tratarse de un trago fresco, con poca graduación alcohólica y con mucho sabor, se popularizó rápidamente por todo el territorio estadounidense y saltó a las islas caribeñas, donde también encontró su espacio en los hoteles turísticos.

Como hemos explicado, una de sus principales características es que se debe servir en un vaso de cobre. Sin embargo, si no se dispone de uno de estos vasos, se puede servir en una taza o en una copa de balón. Del mismo modo, como la cerveza de jengibre no es fácil de encontrar en España, este ingrediente se puede cambiar por Ginger Ale. En este sentido, si bien el sabor no será el mismo, es lo más parecido a una Ginger Beer que se puede encontrar en nuestro país.

El primer paso para elaborar este combinado será preparar el zumo de lima. Si lo prefieres natural, empieza por exprimir las limas. Guarda unas cuantas para decorar el vaso al terminar. En cuanto al hielo, aunque lo mejor es utilizar hielo picado, si no tienes, puedes utilizar una batidora para triturar hielo, aunque tendrás que tener cuidado de no utilizar hielo demasiado grueso, que podría dañar las cuchillas.

En la taza de cobre o la copa de balón, añade hielo picado hasta tres cuartos del recipiente. A continuación, añade el zumo de lima y el vodka. Mezcla todo bien con una cucharilla imperial o un agitador, para que los ingredientes se integren a la perfección. Una vez todo mezclado, añade más hielo y llena la copa con la cerveza de jengibre. Finalmente, decora con trozos de lima y hierbabuena.

La mejor forma de tomar este combinado es con una pajita, ya que la mezcla quedará por debajo del hielo. En este sentido, el Moscow Mule debe estar bien frío, por lo que conviene sostener la taza por el asa.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS