Crea tu pacharán casero

Última actualización: 21.01.21

 

Dentro de la amplia oferta de licores que existen en España, el pacharán es uno de los más reconocidos hoy en día en nuestro país. Este digestivo tiene un sabor tradicional muy agradable y es tan fácil de preparar que incluso puedes hacerlo en casa.

 

Si te gusta el pacharán y eres de esas personas a las que les gusta preparar sus propios licores, tenemos una buena noticia para ti. Y es que preparar este sabroso licor de endrinas es una tarea sencilla, para la que no se necesitan muchos ingredientes ni tampoco de un proceso de elaboración complicado. El resultado, siempre que sigas la receta de pacharán como se debe, es un licor muy agradable y que, elaborado de forma casera, siempre puedes ajustar a tu gusto.

 

Un poco de historia

Para saber un poco de dónde venimos y la tradición de este licor, nada mejor que bucear en la historia y conocer los orígenes del patxaran. Las primeras menciones a esta bebida se sitúan en Navarra, allá por el siglo XV. Por aquel entonces, la reina Doña Blanca solía tomar este brebaje, por sus propiedades medicinales. De hecho, era frecuente su uso como remedio para el tratamiento del dolor de estómago. Sin embargo, no existen muchas más referencias históricas a la bebida, que afortunadamente sí se ha conservado hasta nuestros días.

Respecto del pacharán industrial, por así decirlo, el proceso de su elaboración y comercialización comienza en el año 1956. El responsable fue Ambrosio Velasco, cuya familia llevaba ya varios años destilando todo tipo de licores en su fábrica de Viana. Precisamente a él corresponde la popularización de este licor en toda España, bajo la marca Zoco, que hoy día sigue presente en el mercado. Tal sería el éxito de la bebida que en 1988 se crea el consejo regulador del Pacharán Navarro, lo que demuestra la importancia de esta bebida en nuestros días.

La receta del pacharán

Volvemos a nuestros días para saber cómo se elabora esta bebida. Para ello, necesitamos de algunos ingredientes que, afortunadamente, están al alcance de cualquiera. En esta fórmula casera, elaboraremos pacharán con ingredientes naturales, sin elementos químicos extraños. Una elaboración que, todo sea dicho, también es la que suele usarse en la fabricación industrial de esta bebida.

La receta básica del pacharán la componen dos ingredientes: endrinas y anís. La endrina es una baya que crece en los endrinos y que se recoge durante los meses de septiembre y octubre. Su punto óptimo de maduración se produce precisamente los primeros días de octubre. Si tienes plantas de esta variedad cerca, siempre es mejor recolectar tu mismo los frutos. En caso contrario, son varias las empresas que te mandan las endrinas a casa, recién cogidas y listas para ser procesadas.

Respecto del anís, este va a constituir la base alcohólica necesaria para crear el licor. Igual que pasa con las endrinas, suele ser frecuente encontrar anís para pacharán, elaborado específicamente para este uso. Dependiendo del nivel de alcohol que tenga este anís base, los grados del pacharán resultante serán mayores o menores. Algo que facilita ajustar el nivel alcohólico del producto a tus preferencias. Como referencia, un buen pacharán tiene de un 25 a un 30% de alcohol. 

Estos dos son los ingredientes principales y básicos para elaborar esta bebida. Pero también existen una serie de ingredientes opcionales, con los que darle un acabado diferente al licor. Entre ellos, tenemos la canela, granos de café, hierbas aromáticas, especias e incluso otros licores. Mezclando con sabiduría estos ingredientes, todos o algunos de ellos, puedes disfrutar de un sabor diferente para tu pacharán, conforme a tus preferencias.

 

La elaboración del pacharán

El proceso de elaboración del pacharán es una maceración tradicional, por lo que no requiere ni de grandes complicaciones ni tampoco de recipientes o maquinaria alguna. Para proceder al macerado, basta con un recipiente de buen tamaño y siempre de cristal o vidrio. No se deben usar recipientes de plástico, dado que debido al tiempo que el producto requiere para lograr su punto óptimo es posible que el plástico acabe por contaminar el resultado final.

La idea es verter en ese recipiente de vidrio una parte de endrinas y otras dos partes de anís, para preparar un pacharán suave, o bien una parte de anís, otra de endrinas y una tercera de tu licor favorito, en caso de que quieras un pacharán más fuerte. A esta mezcla se le añade la canela, los granos de café y el resto de ingredientes que tengas previsto utilizar, cerrando bien el recipiente a continuación.

Una vez cubierto este trámite, solo nos queda esperar. Es necesario guardar las botellas o los recipientes con este “pre pacharán”, por decirlo así, en una zona fresca y oscura, lejos de los rayos del sol. La mezcla debe permanecer allí durante un periodo que va de los 3 a los 6 meses, siendo conveniente removerla un poco cada dos semanas. Mientras esperas, puedes pasar el tiempo leyendo, por ejemplo, una buena comparativa aspiradoras Dyson. Una vez pasado el tiempo, no hay que filtrar el líquido resultante y almacenarlo correctamente, para degustar todo el sabor del mejor pacharán casero.

Cómo tomar patxaran

Una vez que tenemos lista nuestra bebida, solo nos queda saber cómo tomarla correctamente. En general, tal como pasa con todos los licores digestivos, lo suyo es tomar el pacharán bien frío y con un poco de hielo, servido en vaso o en copa. No obstante, no hablamos de copas de vino, sino de la copa de anís o la de licor, dependiendo de si lleva hielo o no.

Como alternativa, podemos combinar el pacharán con una infusión de cualquier planta, dándole a la misma un toque diferente. Y para los más atrevidos, son varios ya los cócteles que incluyen el pacharán como ingrediente, como el mojito de pacharán (con hielo picado, zumo de lima y naranja) o el Hemingway con pacharán (que incluye vodka y zumo de limón). Una prueba más de la fama que esta interesante bebida ha ganado con el tiempo.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments