El origen del zurito

Última actualización: 24.09.21

 

Los amantes de la cerveza seguro que habrán escuchado más de una vez la palabra “zurito”. Se trata de una denominación habitual en la zona del norte de España, sobre todo en el País Vasco. Pero ¿qué es? y ¿de dónde viene la palabra que se usa en algunas zonas de España para pedir una cerveza?.

 

El zurito es un nombre que se utiliza habitualmente para pedir una cerveza en el País Vasco, en el norte de España. Se trata de una medida equivalente a medio vaso de cerveza o “caña”. En algunos lugares del norte de la península, como La Rioja o Santander, a estos vasos también se les llama “corto de cerveza”. 

En este sentido, en España hay muchas formas de pedir una cerveza. Esto se debe, en gran parte, a la gran cantidad de idiomas autonómicos que se hablan por toda la península. Es por esto que te puedes encontrar con alguien pidiendo una caña, un quinto, un tercio, un corto, una mediana, una media… Y en todos los casos, lo que están pidiendo es una cerveza.

 

¿Qué es un zurito y de dónde viene?

Ya hemos visto lo que es un vaso de zurito; la mitad de un vaso de cerveza. Sería el equivalente a un “chato” de vino, es decir, un vaso corto, ancho y de poca capacidad. 

Como todo en este mundo, este curioso nombre tiene un origen. En este caso, el inventor del zurito de cerveza es Carlos Pérez Garrido. Pérez era un “txikitero”, que es una forma de decir aficionado al vino en vasco, que solía ir con su cuadrilla a ver los toros a la peña taurina “Peña Zurito”, en la Parte Vieja donostiarra en los años 60.

El nombre proviene del famoso torero Gabriel de la Haba, más conocido en el mundo taurino como Zurito de Córdoba, tercer miembro de la dinastía de toreros “Zuritos”, que tomó la alternativa en Valencia en 1964. 

En este sentido, Carlos y sus amigos solían ir a la peña taurina, que tenía su sede en el bar Loretxu, a disfrutar de las corridas de toros en grupo. En aquella época era habitual que pidieran vino, en uno de los vasos llamados “chatos” o “txikitos” en vasco.

Sin embargo, Carlos Pérez Garrido estaba “hasta los cojones de esa mierda de vino peleón”, por lo que comenzó a pedir cerveza. En este sentido, aunque Carlos no bautizó la medida, sí que fue el primero en pedir una cerveza en un vaso de vino. Lo que seguramente no sabía Carlos era que aquella medida se haría tan popular en todo el norte de España.

En aquellas cuadrillas existía la tradición de que cada miembro pagaba una ronda y, tras tomarla, marchaban a otro bar, haciendo una “ronda”. Como en aquella época aún no había tiradores de cerveza, Carlos se veía obligado a pedir “medio botellín” de cerveza, ya que sus amigos se bebían el “txikito” en uno o dos tragos y se marchaban, por lo que tenía que encontrar una forma de beberse la cerveza al mismo ritmo que sus compañeros.

En este sentido, Carlos pedía el botellín y se servía la mitad en el vaso de “txikito”. Se lo tomaba al mismo ritmo que sus compañeros de cuadrilla, se marchaban y, al regresar al local al final de la “ronda”, se tomaba el resto. En aquel momento, el trago de Carlos Pérez se llamaba “mini” y no tardó en hacerse popular entre los parroquianos de la zona vieja de San Sebastián. Finalmente, como Pérez era miembro de la peña taurina, la medida empezó a ser conocida como “zurito”.

Por otra parte, la popularidad de los zuritos se debe a que una empresa de cervezas artesanales decidió patentar el nombre como marca. Estas cervezas rubias se comercializan con una medida de 180 ml y se elabora con materias primas naturales y tiene una graduación alcohólica de 4,5 grados.

Otra teoría sobre el origen de esta medida, tiene como protagonista a Patxi Alkorta, dueño del bar Hirutxulo. Según esta teoría, el camarero comenzó a servir cerveza en vasos de vino, pero no sabía cómo llamar al trago para hacerlo popular. A lo que alguien en el bar le dijo: “¿No tienes aquí la Peña Zurito? ¡Pues Zurito!”.

Finalmente, una tercera teoría señala directamente al torero como el creador de este popular trago. En este sentido, cuando los Zuritos toreaban en San Sebastián pedían este tipo de vaso corto de cerveza, por lo que acabaron por darle nombre a los cortos de cerveza (aquí puedes encontrar unas opciones para elegir).

¿Qué es el txikiteo?

El zurito no se puede entender sin el “txikito”. En este sentido, en los años 60 y 70 en Donostia se vivió la época dorada de los “txikiteo”. Miles de cuadrillas de jóvenes y adultos salían a diario a tomar vino en vasos cortos y anchos, llamados “txikitos”. El nombre de este vaso proviene de su precio, ya que costaba “una perra chica”, es decir, una peseta.

La hora del “txikiteo” era al mediodía o bien al terminar la jornada laboral, entre las 19:30 y las 21 horas. 

El problema de estos vinos era su calidad. Hay que tener en cuenta que eran caldos muy baratos, vinos tintos “peleones” o “claretes” de Navarra, por lo que su sabor no era el mejor. Esto provocaba que muchos miembros de aquellas cuadrillas, cambiasen el vino por la cerveza, que también era barata, pero de mejor calidad.

 

La popularidad del zurito

Aunque parezca mentira, zurito es una palabra aceptada oficialmente. En este sentido, aunque no forma parte del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, sí que lo es del Elhuyar, el diccionario de la lengua vasca. En él, se define al zurito como “medio vaso de cerveza”, por lo que también es una forma correcta de pedir una cerveza en euskera. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS