El mejor whisky escocés

Última actualización: 12.05.21

 

 

Nuestras selecciones de los mejores whiskies escoceses

 

Algunos licores tienen sabores únicos que se extienden por el paladar y ofrecen experiencias de cata asombrosas. Este es el caso del whisky escocés, que ofrece una experiencia amaderada y ahumada, gracias al tiempo que pasa madurando en barricas de roble. A continuación, analizaremos nuestra selección de los 10 mejores whiskies escoceses, con las características de cada uno.

 

1. Glenfiddich 15 Years Old Our Solera Fifteen Single Malt Scotch

 

La destilería de Glenfiddich fue construida piedra a piedra por William Grand y su familia en 1886, con el objetivo de elaborar el mejor whisky escocés del valle. Más de cien años después, el licor de 15 años de la marca es uno de los más premiados del mundo y representa la determinación y el espíritu de su fundador.

Elaborado con una técnica única, durante la que adquiere notas suaves inspiradas en las bodegas de Jerez y Portugal, en barriles de roble usados para vinos de Jerez. Gracias a este proceso adquiere un color dorado profundo, con reflejos rojizos. En nariz es complejo, con aromas que recuerdan a la miel de brezo, la crema de vainilla y los frutos negros.

Para terminar, en boca es suave y con muchas capas, empezando por el roble y el mazapán, la canela y terminando con el jengibre, un final largo y satisfactorio.

Comprar en Amazon - Precio (€39,9)

 

 

 

2. Macallan Double Cask 12 años Single Malt Whisky Escocés

 

Según la opinión de los usuarios y los expertos, Macallan podría ser la mejor marca de whiskies escoceses. Sus licores tienen una gran tradición y han sido los elegidos de grandes figuras como Winston Churchill. Este escocés de 12 años tiene un sabor complejo, gracias a su maduración en barricas de roble europeo y americano sazonadas con Jerez.

El resultado es un whisky de color amarillo dorado, con reflejos ambarinos que en nariz resulta cremoso, con notas de caramelo, manzana, naranjas confitadas, crema de vainilla y un final de madera de roble recién cortada. En el paladar tiene un sabor dulce, especiado y amaderado, con un final equilibrado de pasas y caramelo.

Este podría ser uno de los mejores whiskies escoceses del 2021 para tomar solo, con un poco de hielo o con las Macallan Ice Balls, unas bolas de hielo que se derriten con menos rapidez, por lo que liberan menos agua.

Comprar en Amazon - Precio (€45,66)

 

 

 

3. Laphroaig Single Malt Scotch Whisky

 

Si te preguntas cuál es el mejor whisky escocés ahumado, el de Laphroaig podría ser la respuesta. Se trata de uno de los licores con más personalidad que puedes encontrar. Elaborado en la remota isla de Islay, al oeste de la costa escocesa, es uno de los single malt más apreciados por los amantes del whisky.

Gracias a su destilación con agua del río Kilbride Dam y su proceso particular, obtiene una gama de sabores única, entre ahumada, salada y terrosa. Es un whisky de raza, de color amarillo claro y aromas de humo, algas marinas y un final dulce, algo mineral. En boca sorprende su dulzor, con toques de turba y sal, de final largo.

Se trata de un whisky escocés que se disfruta solo, en copa ancha, o con un poco de hielo. En cócteles, como el Old Fashioned, ofrece un sabor único y personal.

Comprar en Amazon - Precio (€33,67)

 

 

 

4. Chivas Regal 12 años Whisky Escocés de Mezcla

 

James y John Chivas, después de un viaje de tres días a pie desde su granja, fundaron la tienda Chivas en la ciudad escocesa de Aberdeen. Desde la bodega de la tienda iniciaron su larga tradición en la mezcla de whiskies escoceses, hasta lograr algunos de los mejores licores de la ciudad. En este sentido, el Chivas Regal 12 Años es uno de los más representativos de la marca, elaborado con una mezcla de whisky de grano y malta.

Es un whisky de color brillante, ambarino, con reflejos oscuros. En la nariz tiene toques de infusiones de hierbas silvestres, brezo, miel y frutas secas. En boca, es redondo y cremoso, con sabor a miel y peras maduras, con un final dulce que recuerda a la mantequilla y a la vainilla dulce.

Se trata de un “blended” de mucho sabor, ideal para los que disfrutan del whisky solo o con hielo, pero también es un buen whisky para combinados.

Comprar en Amazon - Precio (€21,7)

 

 

 

5. Talisker 10 Whisky Escocés

 

La destilería de Talisker es la única de la isla escocesa de Skye, situada en un lugar mágico junto al mar, que le confiere al licor un marcado perfil marino, que se refleja incluso en la vistosa caja azul con la que se comercializa. Se destila dos veces para obtener una personalidad única, marcada y profunda, típica de los whiskies Single Malt de las islas.

Es un whisky de color intenso, dorado oscuro, con aromas complejos de sal marina, turba y el característico perfume ahumado y especiado de los Scotch. En boca tiene sabores picantes de pimienta y malta, que se unen a los dulces de los frutos secos, y a los ahumados y marinos, ligeramente salados.

Es un whisky de malta único, gracias a su perfil marcadamente ahumado, que es tradicional en los whiskies de las islas, debido a la turba con la que se macera el whisky.

Comprar en Amazon - Precio (€35,75)

 

 

 

6. Aberfeldy 12 años Whisky Escocés

 

Aberfeldy es una tierra rica en yacimientos de oro. La bodega de la marca, situada en lo más profundo del valle con el mismo nombre, utiliza el agua del río Pitilie Brun, famoso por la frescura y pureza de sus aguas. Si te preguntas qué whisky escocés  comprar para tomar solo, este podría ser el mejor, gracias a su proceso de destilación en alambiques de cobre, con el que se obtiene un whisky con todo el carácter de las Highlands.

Todos los whiskies de Aberfeldy cuentan con declaración de edad, por lo que estarás seguro del tiempo que han pasado en barricas. Se trata de un licor dorado, con mucho reflejo, que ofrece notas de aromas de frutas dulces, con toques balsámicos de incienso y cereal tostado. En boca es ligero y envolvente, con notas picantes y ligeramente amargas.

Es un whisky ideal para tomar solo o con hielo, pero también es una gran opción para el clásico Old Fashioned, gracias a su sabor único.

Comprar en Amazon - Precio (€35,79)

 

 

 

7. The Glenrothes Single Malt Scotch Whisky

 

Glenrothes, junto a su colección The Soleo, inspirada en el proceso de “soleo” al que se somete la uva destinada al vino de Jerez, podría ser el mejor whisky escocés del momento. Es un licor envejecido durante 12 años en barricas de roble españolas, utilizadas para Jerez, y embotellado nada más salir de la barrica, sin oxigenarse.

Para su elaboración se utilizan fuentes de agua propias, por lo que es un whisky limpio, sin impurezas y más ligero. Gracias a esta característica, tiene un color ámbar claro y brillante, con aromas suaves de melón, canela y vainilla. En boca es agradable y frutal, con sabores de plátano, limón y canela, de final largo con notas de melón.

Es un whisky de malta seleccionada, por lo que es muy agradable al tomar solo o con hielo. Por otra parte, al tener sabores frutales y también es muy apreciado en la coctelería.

Comprar en Amazon - Precio (€33,96)

 

 

 

8. The Famous Grouse Whisky Escocés 

 

The Famous Grouse es un whisky de tipo “blend”, elaborado con una mezcla de whiskies de grano y de malta de gran calidad. La mezcla se deja reposar durante más tiempo, en barricas seleccionadas por el maestro Stuart MacPherson, para que obtenga sabores más suaves. Finalmente, se filtra a temperatura alta para potenciar su sabor, con lo que se obtiene el que podría ser el mejor whisky escocés de relación calidad precio.

Es un whisky de color dorado, con muchos matices limpios y brillantes. En copa tiene aromas a roble, Jerez y un final largo de notas cítricas. En el paladar es un licor maduro y complejo, suave al tragar y muy rico en sabores, que recuerdan a frutos de Speyside, con un final limpio y ligeramente seco.

A pesar de ser una de las opciones más baratas que encontrarás, es un whisky que se puede tomar solo, con hielo o como base para coctelería.

Comprar en Amazon - Precio (€9,95)

 

 

 

9. Oban Whisky Escocés

 

Este es un whisky escocés puro de malta, procedente de una de las destilerías más antiguas de Escocia, reconocida por la humildad de sus orígenes. La malta seleccionada pasa por un proceso de destilación lenta en alambiques, conocidos por ser los más pequeños de Escocia, con serpentines de cobre que enfrían el líquido al pasar. De allí, pasa a un proceso de maduración de 14 años en barricas de roble.

Es un whisky de color dorado oscuro, con reflejos anaranjados y aromas de naranja, peras, higos y un toque de sal marina, con notas finales ahumadas. En boca es dulce, con toques ahumados secos y picantes, con un final largo y persistente, con reminiscencias del agua marina de las islas escocesas.

Es un whisky de perfil “Islay”, con sabor más potente que el de productos más baratos, por lo que es una gran opción para regalar a un amante de los licores con personalidad.

Comprar en Amazon - Precio (€51,49)

 

 

 

10. Cardhu Gold Reserve Whisky Escocés

 

La destilería de Cardhu, Roca Negra en gaélico, fue fundada por John Cumming, un contrabandista de whisky, en lo más alto de la colina de Mannoch Hill. Los whiskies de Cardhu se elaboran con agua del río Speyside, por lo que contienen el aroma inconfundible de la rica turba de las Highlands. Cada botella de Gold Reserve tiene impresa una serie numerada que señala el año de selección de barrica y el número de su lote.

Es un whisky puro de malta, de color dorado profundo y reflejos amaderados. En la copa es muy aromático, con notas de caramelo, galletas y ligeros toques ahumados, clásicos de los whiskies escoceses. En boca es seco, con sabor de roble y toques frutales que recuerdan a la manzana y las naranjas. 

Cardhu Gold Reserve libera sabores únicos, mucho más frutales, si se combina con hielo. Aunque también se puede disfrutar como base para el Old Fashioned.

Comprar en Amazon - Precio (€24,11)

 

 

 

Origen y Uso

 

Una vez finalizada nuestra comparativa de whiskies escoceses, continuamos explicando el origen y la historia de este licor de fama mundial. Para que sepas cómo tomarlo, te mostraremos algunos cócteles con whisky y te contaremos cómo conservarlo para que no pierda su sabor y aromas.

Historia

El whisky es la bebida nacional de Escocia, donde existen en la actualidad más de 100 destilerías en funcionamiento, algunas de ellas con más de doscientos años de tradición. El primer registro que se tiene de la elaboración de esta bebida data de 1494 y en él se detalla cómo los monjes elaboraban la bebida con propósitos medicinales. En aquellos tiempos, el whisky se llamaba “aqua vitae” o agua de vida, que en gaélico se traducía como “uisge beatha”, que se transformaría con el tiempo en el término whisky.

El ingrediente más importante para el whisky escocés es la malta, por lo que el primer paso es escoger cebada de gran calidad. En este sentido, las grandes marcas como Cardhu cultivan sus propias cebadas, de las que controlan la humedad y el germinado. Una vez recogidas se humedecen y se esparcen en los “malting floors”, donde se espera a que germinen. Cuando lo hacen, se trasladan a hornos donde se seca.

En estos hornos se añade una combinación de plantas en descomposición, llamada turba, que es la responsable del sabor único de los whiskies escoceses, conocido como “Peat”. Desde el horno, la malta se lleva al molino donde se mezcla con aguas de manantiales a temperaturas altas controladas y se muele para obtener el llamado “wort”, una especie de papilla.

El wort se enfría, se le añade la levadura y se deja fermentar. Dos días después, la fermentación alcohólica termina y el líquido pasa a los alambiques con forma de olla. Estos equipos, únicos en el mundo y diferentes en cada destilería, son los que aportan los sabores y aromas a la bebida.

El destilado final, llamado “wash”, se vuelve a destilar en las mismas ollas. En el primer punto se separa el alcohol de los residuos sólidos, con el que se obtiene el “low wine” con un contenido de alcohol del 20% y que pasa al “Spirit Still” una olla diferente para otra destilación. 

Al finalizar esta etapa, se obtiene lo más puro de la destilación con una concentración de 68 grados. Este líquido pasará a ser examinado por los expertos de cada destilería, llamados “Stillman”, que determinarán el tipo de destilado en el que se convertirá este licor base.

A continuación el líquido, que todavía es transparente, pasa a las barricas de roble, que pueden ser nuevas o utilizadas. Lo más común en el whisky escocés es que hayan sido utilizadas en la elaboración de Jerez y que se trate de barricas tostadas.

Finalmente, el whisky madura en estas barricas por 12 años durante los que obtiene su color dorado, así como un sabor mucho más suave, ampliando su perfil gustativo con toques más complejos debido a las propiedades de la madera. Por ley, el whisky escocés debe madurar al menos 3 años. Aunque la mayoría de los “Single Malt” lo hacen por un mínimo de 8 años, llegando a madurar hasta 20 años en el caso de whiskies de alta calidad.

 

Mezclas

Seguimos esta guía para comprar el mejor whisky escocés hablando de las mezclas y cócteles. En este caso, uno de los combinados más populares es el Old Fashioned, que se puede preparar con whisky escocés, tres chorritos de angostura, azúcar, agua helada y una cereza marrasquina. A la mezcla se añade hielo y se sirve en vaso ancho, con un trozo de piel de naranja para decorar.

Sin embargo, el whisky escocés de mejor calidad se disfruta mejor solo. Servido en vasos especiales, que son anchos y bajos, para que el licor se oxigene. Algunos, como el Cardhu, obtienen sabores diferentes al refrescarlos con hielo, adquiriendo nuevas notas frutales o especiadas.

 

Conservación

El whisky escocés, sin importar cuánto cuesta, se vende en su momento óptimo de consumo. Sin embargo, siempre que la botella se mantenga cerrada, se puede conservar durante mucho tiempo sin que pierda sus propiedades organolépticas, mientras se mantenga en posición horizontal y en un lugar seco, con temperatura controlada y lejos de la luz del sol.

Una vez abierto, el tiempo de conservación dependerá de su calidad. Los whiskies económicos no se conservarán más de tres años sin empezar a perder cualidades. Los mejores se conservarán bien hasta cinco años, siempre que la botella esté bien cerrada y se mantenga alejada de la luz del sol.

Valor nutricional

Un chupito de whisky escocés (30 ml) contiene 70 calorías que son al 100% carbohidratos (0,03 gramos). La misma cantidad, aporta 293 kj de energía. Además, el whisky escocés también aporta 1 mg de potasio.

 

Bebe responsablemente

El whisky es una bebida con un contenido de alcohol muy alto, por lo que no se debe consumir por los menores de 18 años. Tampoco se debe consumir alcohol si se va a conducir y, cuando se bebe, se debe hacer con responsabilidad.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments