El mejor vino sin alcohol

Última actualización: 04.07.22

 

 

Nuestras selecciones de los mejores vinos sin alcohol

 

El vino es una de las bebidas más antiguas conocidas por el hombre. Está presente en la cultura humana desde la Edad de Piedra y se trata de una bebida con muchas propiedades, gracias a sus taninos y proteínas. En este artículo te mostraremos una selección de algunos vinos sin alcohol, que harán las delicias de aquellos aficionados al vino que no quieran tomar alcohol. 

 

1. Lussory Merlot vino tinto sin alcohol

 

Es un vino con cero contenido de alcohol, apto para acompañar carnes, ya que no deja de ser un tinto muy aromático y con cierto cuerpo. Con Denominación de Origen Castilla La Mancha, se trata de un producto con un paladar muy fino, que además se presenta en caja de seis unidades. 

Si nunca has probado este tipo de bebidas y te estás preguntando qué vino sin alcohol comprar, este Tempranillo de variedad Merlot podría ser una buen comienzo.

Se elabora siguiendo el método tradicional y se separa el alcohol, justo antes del embotellado, para asegurar que conserva todo el sabor y los aromas del buen tinto.

En boca es muy rico, de color rojo picota, con una profundidad media y un sabor lleno de matices que recuerda a la piel de la uva, frutos rojos y un final suave, con el recuerdo de la vainilla, ofreciendo unos taninos fuertes y persistentes. Un planteamiento digno del mejor vino sin alcohol actual.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Señorío de la Tautila Vino Blanco

 

Para aquellos que disfrutan de un buen vino blanco y se preguntan cuál es el mejor vino sin alcohol, Señorío de la Tautila ofrece un caldo de mucha calidad.

Se elabora con mucho mimo, siguiendo los métodos tradicionales y se elimina el alcohol antes del embotellado, para no perjudicar su sabor ni su cuerpo.

El proceso de desalcoholización se realiza sin químicos, por lo que el vino conserva todos sus valores nutricionales y sus características organolépticas.

El resultado es un blanco perfumado y denso, lleno de sabores cítricos y afrutados, provenientes de la uva Airén con la que se elabora. En nariz es perfumado y vivo.

Este vino, servido fresco, es perfecto para los aperitivos, para un buen pescado y también como acompañamiento para el arroz.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

3. Natureo Muscat

 

Natureo, de Torres, es la bodega pionera en el proceso de desalcoholizado de los vinos, siendo los primeros en lanzar al mercado un vino sin alcohol de calidad. Por tanto, bien podríamos decir que es la mejor marca de vinos sin alcohol actual. Natureo Muscat es un vino de la añada 2020, dulce y goloso, que representa claramente los valores de esta nueva línea de producto.

Este vino sin alcohol Natureo está elaborado con uva Muscat. Conserva todos los aromas y el sabor característico de su equivalente con alcohol, presentándose con un color dorado pajizo, típico del vino blanco. En boca es fresco, con matices dulces, que recuerdan a la fruta madura y al membrillo, mientras que en nariz es muy suave, con notas de frutas blancas como la manzana.

Se debe servir frío, entre los 7 a los 9 ºC, y es perfecto para acompañar aperitivos, mariscos, pescados y arroces de todo tipo. Un planteamiento que convierte a este vino sin alcohol Torres es una propuesta de alta calidad.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. WIN.E Espumoso sin alcohol

 

Este vino espumoso sin alcohol dispone de la certificación vegana y, además, es libre de gluten.

Para su fabricación se utiliza una selección de vinos blancos de la variedad Verdejo y es considerado por muchos usuarios como uno de los mejores vinos sin alcohol del 2022, aunque, por su personalidad, no creerás que es un “cero cero” cuando lo pruebes.

En copa tiene una burbuja muy fina, parecida a la del cava, con un ribete superior de color limón y un color amarillo pajizo muy atractivo.

En la nariz desata toda una variedad de aromas herbáceos, anisados y de hinojo, propios de la variedad de uva Verdejo. En boca, es ligeramente ácido con toques de manzana verde y limón.

Este vino se debe servir muy frío, entre los 8 y los 10 grados, y será perfecto para tus aperitivos fríos, así como para acompañar pescados ligeros y arroces.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

5. Aldea 00 Tempranillo Vino Tinto Desalcoholizado

 

Disfrutar de un sabroso Tempranillo sin alcohol y que conserve toda la calidad de un caldo tradicional es fácil con esta propuesta de Aldea 00.

Hablamos de un vino desalcoholizado, elaborado de manera tradicional y al que se retira el alcohol, pero no el sabor ni la textura del producto primigenio.

Este vino se elabora con uvas tintas de esta variedad, mediante un proceso idéntico al del vino tinto clásico. El mismo que se emplea durante su elaboración, a fin de obtener todo el sabor y características de un producto con alcohol clásico.

El resultado es un caldo en el que se perciben detalles propios de la variedad como su color, rojo con toques violáceos, un intenso olor a bayas y frutas del bosque o un sabor frutal con matices dulces y acaramelados.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

6. Lussory Vino Blanco de Airén

 

Este vino blanco sin alcohol está elaborado a partir de las variedades Airén y Macabeo. Al igual que otros vinos de la lista, no se trata de un mosto sin alcohol, sino de un vino elaborado siguiendo los métodos de fermentación tradicionales, al que se le extrae el alcohol en el último momento, por lo que conserva todos los aromas y propiedades.

La combinación de Airén y Macabeo, dos variedades de uva muy dulce, ofrecen toques aromáticos y golosos a este vino.

En boca es ligeramente frutal, con toques de manzana y jarabe. En nariz es muy fresco y vigoroso, con notas herbáceas y florales.

En la copa, destaca por su brillante color amarillo pajizo y su corona de burbujas.

Para los amantes de los caldos blancos, este podría ser el mejor vino sin alcohol de relación calidad precio; ya que su presentación en paquete de seis botellas resulta una compra inteligente para los consumidores de vino. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

7. Win Blanco Frizzante Sin Alcohol

 

Cuando se trata de comprar vino sin alcohol, también hay espacio para los espumosos. La prueba la tenemos en el Win Blanco Frizzante Sin Alcohol. Este agradable vino blanco se elabora a partir de un blanco desalcoholizado de la variedad Verdejo, al que se le elimina el alcohol, pero no el sabor ni el resto de propiedades del caldo base.

Sobre él se añade el anhídrido carbónico necesario para generar estas sabrosas burbujas, completando así el perfil del producto. Así que solo queda servirlo a una temperatura adecuada y disfrutar de las mejores sensaciones con este agradable vino 0,0.

En cuanto a sus notas, el vino presenta un tono limpio y brillante, de color amarillo y con matices verdosos. Es intenso en aroma frutal, con notas de manzana y cítricos. Y por sus burbujas, el sabor también es fresco y agradable, con un buen pase en boca.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

8. Castillo de Salobreña Sin Alcohol

 

En un mercado donde cada vez es mayor la presencia de vinos sin alcohol desalcoholizados y procedentes de caldos convencionales, todavía hay espacio para clásicos como el vino sin alcohol Castillo de Salobreña. 

Este producto tipo mosto se elabora con una base de uvas tintas y zumo de manzana a partir de concentrado, combinando estos ingredientes conforme a la receta tradicional del mismo. Esta genera un sabor único, fresco y muy reconocible. Una propuesta que no solo no tiene alcohol, sino que tampoco la ha tenido previamente, frente a lo que ocurre con los vinos desalcoholizados actuales.

Otra ventaja de este vino sin alcohol es su bajo contenido en calorías, apenas 15 por 100 mililitros, procediendo estas principalmente del azúcar de la fruta.

Respecto de la presentación, esta se realiza en botella de vidrio de 1 litro, de la que este lote incluye seis unidades, para que no te falte vino en tu mesa. Eso sí, no es de las opciones más baratas dentro de su categoría.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

9. Lussory Premium Rosé Vino Rosado 0,0

 

El vino Lussory Premium Rosé es otro de los productos que encontramos a la hora de buscar el mejor vino sin alcohol del momento. Hablamos de una propuesta elaborada con vino tempranillo de calidad premium, al que se le ha retirado el alcohol tras la elaboración, aunque manteniendo su sabor y aroma.

Esto permite al producto final ofrecer un perfil muy similar al del vino en su versión alcohólica, con un agradable tono rosado, un aroma intenso y las sensaciones en boca habituales de este tipo de productos.

Respecto de su uso, se debe servir a temperaturas de 7 a 9 grados, siendo idóneo para maridar con todo tipo de pescados, mariscos, arroces o ensaladas.

Platos a los que aporta su sabor fresco y un perfil equilibrado. Además, este vino es bajo en calorías, por su planteamiento sin alcohol.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

10. Señorío de Tautila Vino Espumoso

 

Señorío de Tautila es un vino blanco espumoso, que por presentación y sabor nos recuerda al buen cava.

Se trata de un producto ideal para acompañar todas tus ocasiones especiales y se trata de un regalo muy original, con el que presentarte en cualquier cena o aperitivo con amigos o familia.

Se elabora siguiendo los mismos métodos que el cava brut y se le retira el alcohol justo antes del embotellado.

En copa brilla por su color amarillo verdoso, con burbujas finas y de larga duración. En boca es muy refrescante, con sabores frutales y un toque final ligeramente ácido. 

Para conseguir estos sabores se debe servir a una temperatura de entre 4 y 5 grados. Respecto de su presentación, dado que esta incluye seis botellas y estas no son especialmente caras, estaríamos ante uno de los vinos más baratos de su categoría.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Origen y Uso

 

El vino sin alcohol es un producto relativamente moderno y se elabora de dos formas, mediante la desalcoholización del vino o con una mezcla de zumos de uva y mostos sin alcohol. En esta guía para comprar el mejor vino sin alcohol queremos hablarte un poco sobre su historia, las mezclas y las propiedades de estos caldos.

Historia

Desde que existe el vino, han existido vinos sin alcohol. Normalmente, se los ha llamado «Mostos» y se trata de zumos dulces de uva, elaborados al exprimir directamente las uvas. Es un líquido aromático y dulce, que contiene todas las partes de la uva, así como sus azúcares, pues no se han convertido en alcohol. En resumen, el mosto es la etapa inicial del vino, si se deja fermentar, el azúcar fermenta y aparece el alcohol.

El vino sin alcohol como tal, el que atraviesa un proceso de desalcoholización completa, tiene su origen en la primera década de nuestro siglo en Francia, cuando algunas bodegas se plantearon la elaboración de un vino que cumpliera con las exigencias sociales modernas, libre de alcohol y elaborado con productos orgánicos y naturales. 

El nombre correcto de estos vinos es «vino desalcoholizado», ya que se trata de vinos elaborados siguiendo el método tradicional y a los que se les elimina el alcohol mediante diferentes métodos. 

Uno de estos métodos es la deconstrucción molecular organoléptica, que se trata de separar los componentes del vino, que se vierten en recipientes separados, donde se elimina el etanol, que es el responsable del alcohol. Una vez libre, se vuelven a unir los componentes. El problema de este método es que, por el camino, se pierden aromas y características naturales del caldo, por lo que el resultado final es un vino menos sabroso.

El segundo sistema utilizado para eliminar el alcohol es la evaporación en columnas de conos rotantes, que centrifugan el vino creando capas de líquido muy finas. Al mismo tiempo, un vapor muy frío recorre el cono eje al que se anclan los conos y desplaza las sustancias volátiles, dividiendo el vino en tres partes, eliminando el etanol y uniendo las partes de nuevo.

En España, este vino comenzó a comercializarse hace cuatro años y está regulado por el Consejo de Productores de Vino Desalcoholizado de España (CONVIDES) y se debe elaborar con vinos de la mejor calidad, a los que se les extrae el alcohol por métodos no agresivos, hasta obtener un volumen de alcohol de 0,9% o inferior.

 

Mezclas

Seguimos con esta comparativa de vinos sin alcohol haciendo un repaso a los combinados y mezclas que podemos hacer con ellos. Al tratarse de bebidas libres de alcohol, los combinados resultantes serán muy fresquitos, ideales para el verano.

En primer lugar, empezaremos por un Pisco Sour Sin, un cóctel con vino blanco sin alcohol, azúcar, zumo de limón, una rodaja de jengibre, angostura, una clara de huevo y cuatro cubitos de hielo. 

La Espadaña es un cóctel muy español, para el que necesitarás vino tinto sin alcohol, zumo de limón, azúcar moreno, una ramita de canela, varios trocitos de naranja natural cortados pequeños y mucho hielo. Este combinado es perfecto para las noches, sobre todo para después de cenar.

Si te gusta experimentar, los vinos blancos sin alcohol pueden sustituir al ron en los mojitos. Este cóctel se elabora siguiendo la receta tradicional con lima, azúcar, hierbabuena y gaseosa. Si utilizas un vino espumoso, ni siquiera te hará falta añadir gaseosa.

 

Conservación

El vino es un producto natural que se ve muy afectado por el oxígeno, la temperatura y la luz. Esto se debe a que, una vez abierto, cuando el caldo entra en contacto con el aire, se produce un proceso de oxidación, que afecta al sabor, la textura y el aroma del vino.

En el momento de su venta, el vino está en su momento óptimo de maduración. Esto significa que se debe consumir de inmediato, incluso el vino más económico aguanta un año o dos siempre que esté bien conservado.

Una botella cerrada se debe guardar en horizontal, para que el corcho siempre esté húmedo. Debes buscar un lugar seco y que tenga una temperatura permanente, ya que las variaciones bruscas de temperatura perjudicarán su sabor. También debe estar en un lugar estable, sin vibraciones y lejos de la luz directa del sol. De esta forma, puede aguantar hasta dos años.

Si la botella está abierta, se deberá mantener cerrada, ya sea con su tapón original o con algún tapón comprado, para que no entre el aire. Conviene mantenerla de pie y en la nevera y, sobre todo, deberá consumirse antes de una semana.

Valor Nutricional

Una copa de vino, el equivalente a 150 cc de vino, contiene 106 Kcal, aunque dependerá en gran medida de la marca y el proceso de fabricación de los vinos. Algunos vinos contienen más azúcares, por lo que pueden tener más calorías, esto dependerá en gran medida de su composición y, por tanto, afectarán a cuánto cuesta.

El vino, incluso el desalcoholizado, contiene una gran variedad de macronutrientes, polifenoles y antioxidantes. También es una fuente de minerales y vitaminas. 

 

Bebe responsablemente

Al tratarse de un producto sin alcohol, podrás beber con tranquilidad, ya que no afectará a tu capacidad para conducir, trabajar o manejar cualquier tipo de maquinaria. 

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

1 COMENTARIOS

Francisco

February 8, 2021 at 12:01 pm

Totalmente de acuerdo. Muchas gracias por vustro apoyo a las empresas que innovan. Aún no hay suficiene información sobre el vino sin alcohol pero estamos seguros que poco a poco llegará al gran público.
Ya hay varias empresas cordobesas como nosotros: https://www.vino halal.com
que poco a poco estamos ayudando a crecer este mercado.

Buen suerte a todos!

Respuesta