El mejor whisky

Última actualización: 23.10.20

 

 

Nuestra selección de los mejores whiskys

 

El whisky es una de las bebidas más apreciadas y consumidas en todo el mundo. Está repleta de matices, sabores y aromas, y su elaboración es toda una tradición, con combinaciones y recetas que pasan de padres a hijos durante muchas generaciones. Si eres amante del buen whisky, siéntate y disfruta de esta selección de los mejores licores.

 

1. Laphroaig 10 años Single Malt Escocés

 

Laphroaig está considerado por muchos aficionados como uno de los  mejores whiskys del 2020. Se trata de un whisky escocés diferente, con una personalidad muy marcada, gracias a sus aromas y sabores ahumados.

Envejecido 10 años en barricas usadas para elaborar Bourbon, es un whisky de malta único, con notas de tierra mojada vainilla, miel y un toque final amargo, en el que resaltan los sabores del ahumado y el aroma personal del humo de turba, la pimienta negra y, sobre todo, el aire marino.

Destilado en Islay, una isla al oeste de Escocia, es un single malt muy apreciado por los amantes del whisky. Para su destilación se emplea agua del río Kilbride Dam y se elabora con las mismas técnicas que se utilizaban en 1800, cuando se abrió la destilería, por eso tiene su color dorado claro y su sabor tan diferente.

Comprar en Amazon - Precio (€35,5)

 

 

 

2. Lagavulin 16 años Whisky Escocés

 

Lagavulin es una de las marcas de whisky más reconocidas mundialmente. De sus destilerías en la isla de Islay, sale uno de los whiskys con más sabor y personalidad, con una elaboración de malta pura, es rico e intenso, ideal para esas veladas tranquilas en casa o con amigos.

Tiene un sabor único e intenso, entre dulce y salado, con un toque final de turba ahumada. Si tienes que hacer un regalo y te estás preguntando qué whisky comprar, con este nunca fallarás. Es una malta intensa, gracias a su maduración de 16 años en barricas de roble, que le confieren un sabor a humo intenso, seco y con mucho carácter. Como todos los whiskys ahumados de Islay, tienen un aroma final que recuerda al mar y la brisa marina.

Se disfruta mejor en un vaso ancho, con un poco de agua sin gas o solo.

Comprar en Amazon - Precio (€60,95)

 

 

 

3. Johnnie Walker Black Whisky Escocés

 

Johnnie Walker está considerada por muchos como la mejor marca de whiskys de todos los tiempos. Su botella cuadrada es inconfundible y sus maltas son reconocidas y apreciadas en todo el mundo. Al contrario que otras marcas, Johnnie Walker no destila sus propios whiskys, sino que son el resultado de las mezclas de otras maltas.

El resultado es un whisky equilibrado, que combina sabores intensos para crear una experiencia única y muy gratificante. En su elaboración participan los mejores maestros mezcladores y se utilizan 30 de los mejores whiskies de malta y de grano de toda Escocia, todos con una maduración superior a los 30 años.

Black Label es uno de los más apreciados, con un sabor ligeramente ahumado gracias a los frutos negros y la vainilla picante. En nariz tiene notas de cáscara de naranja, especias y pasas y, en boca, tiene un regusto final muy intenso de turba y humo.

Comprar en Amazon - Precio (€22,51)

 

 

 

4. Talisker 10 Whisky Escocés

 

Talisker podría ser el mejor whisky del momento, destilado desde 1830 en la isla escocesa de Skye, tiene un marcado carácter marino, con un sabor intenso y complejo, típico de los whiskies elaborados en las islas. En la nariz tiene notas de sal marina, turba y humo, con toque final de pimienta negra.

Es un whisky inconfundible, con un sabor entre dulce y picante gracias a los frutos secos, la pimienta y la malta. Como todos los whiskies de las islas, tiene un toque final ahumado, que lo convierte en una bebida muy apreciada, por su sabor seco y personal. Es una bebida clásica, galardonada con la medalla de oro en los Premios Mundiales del Whisky en 2018.

Se puede disfrutar solo, apreciando las notas del mar y de la malta pura, con hielo, con un poco de agua sin gas o junto a un chocolate caliente.

Comprar en Amazon - Precio (€31,4)

 

 

 

5. Whisky Japonés Nikka From The Barrel

 

El whisky japonés Nikka podría ser el mejor whisky de relación calidad precio. Se trata de un «blended», es decir que se elabora con la mezcla de algunos de los mejores licores. Masataka Taketsuru, fundador de la destilería Nikka viajó a Escocia donde aprendió el oficio de mezclador de whisky.

Tiene un sabor suave, que recuerda a los mejores bourbons y que te permite disfrutar de él sin añadir ni una gota de agua. En boca es elegante, aunque duro, con un fondo seco y cálido, aunque suave al pasar, gracias a su mezcla de whiskies de malta pura y grano de las destilerías Yoichi y Miyagikyo. 

Es un whisky diferente, muy rico en matices y con una presentación que destila espíritu japonés, con una botella que parece un frasco de perfume.

Comprar en Amazon - Precio (€39,61)

 

 

 

6. Jack Daniels Single Barrel Whisky

 

Si te estás preguntando cuál es el mejor whisky, Jack Daniels siempre es una buena opción. Aunque la marca es conocida por su bourbon, en esta ocasión presenta un Tennesse whisky, un licor muy diferente al que se elabora en Escocia, pero igual de interesante. 

Está elaborado con agua de manantiales siguiendo el método tradicional que Jack Daniels emplea desde 1866 y que otorga a sus bebidas un sabor muy suave, gracias a un proceso de filtrado gota a gota único mediante carbón de arce sacarino. Cada lote proviene del mismo barril, lo que refuerza su calidad.

Cada lote es diferente, ya que cada barril también lo es; tanto por su composición química como por su lugar en la zona de almacenamiento. El resultado es un whisky puro, con aromas de especias, caramelo y roble tostado, perfecto para saborear solo.

Comprar en Amazon - Precio (€36,2)

 

 

 

7. Jameson Original Whisky Irlandés

 

Entre los más baratos, este podría ser el mejor whisky. Mediante un proceso de triple destilación artesanal, este whisky obtiene un sabor suave y equilibrado, que lo convierte en un licor muy adecuado para las mezclas y los combinados, sobre todo con Ginger Ale.

Se trata de una mezcla única, que pasa por alambiques centenarios y que se envejece en barricas de roble, conforme a la tradición, durante 4 años. Tiene un color dorado muy personal, que recuerda a una cálida puesta de sol otoñal.

Es un whisky típicamente irlandés, con una aroma suave, con notas dulces de madera tostada y jerez, con toques finales de flores. En boca es delicado, con sabores de vainilla, madera de roble y miel, muy equilibrado.

Comprar en Amazon - Precio (€14,8)

 

 

 

8. Cardhu Gold Reserve Whisky Escocés

 

Las destilerías de Cardhu son las más antiguas de Escocia y este es uno de los mejores whiskies que se produce en ellas. Se trata de un licor puro de malta, con un sabor intenso y delicioso, ligeramente seco en boca, con un sabor que recuerda al roble y evoca el sabor de las galletas y la canela.

Este whisky lleva la firma del maestro mezclador Matthew Crow, quien ha sido el encargado de seleccionar cuidadosamente las mejores barricas para elaborar un whisky puro de malta, dulce, delicado y lleno de matices. 

Se trata de un licor ideal para regalar a cualquier amante del whisky, gracias a su características y lujosa botella. Se puede disfrutar con un poco de agua sin gas o solo, lo que te permitirá apreciar mejor los sabores y matices afrutados.

Comprar en Amazon - Precio (€23,62)

 

 

 

9. Jameson Black Barrel Whisky Irlandés

 

Jameson Black Barrel es una de las opciones más baratas y también una de las más apreciadas por muchos aficionados. Se trata de un whisky irlandés del tipo «blended», con triple mezcla, madurado en barricas de roble americano quemadas y utilizadas para el jerez y el bourbon.

Las barricas son seleccionadas especialmente y pasan por un proceso de carbonizado que es el encargado de conferir el sabor profundo y personal a este whisky. En este licor destacan los olores del caramelo, la crema y la pimienta, procedentes de los alambiques y los de nectarina y frutas maduras, que provienen de las barricas de jerez.

El sabor es muy intenso, especiado y concentrado, con notas finales de avellanas y vainilla. Este whisky se puede utilizar en cócteles, aunque también se puede disfrutar solo.

Comprar en Amazon - Precio (€28,29)

 

 

 

10. Macallan Double Cask 12 años Single Malt

 

Macallan está considerado por algunos expertos como el mejor whisky del mundo, poseedor del Civic Trust, uno de los premios más prestigiosos del whisky. Su color pajizo y dorado, junto a su botella de líneas elegantes son inconfundibles. Macallan es uno de esos Single Malt que no pueden faltar en las estanterías de cualquier aficionado al whisky.

Una vez elaborado, se madura durante 12 años en barricas de roble americano y europeo, en las que se ha elaborado previamente jerez, creando las notas distintivas de este whisky de malta. En boca es dulce, con notas de madera, especias y toques cítricos, todo ello equilibrado con notas de pasas y caramelo, con un final cálido, dulce y seco.

En nariz es aromático y muy suave, con toques de caramelo, manzana y naranja caramelizada. Es un whisky para tomar solo o con hielo.

Comprar en Amazon - Precio (€43,21)

 

 

 

Origen y Uso

 

El whisky es una de las bebidas más antiguas conocidas por el hombre y también una de las más apreciadas. Los aficionados a este licor son verdaderos apasionados de la materia y no solo conocen las principales destilerías, sino que son capaces de apreciar los matices de cada elaboración.

Historia

Ninguna guía para comprar el mejor whisky puede olvidar el origen de esta bebida. Aunque el whisky más famoso es el escocés, en realidad nació en Irlanda, aunque su elaboración no tardó en extenderse a Escocia. Se trata de un destilado de cereal envejecido en barricas de madera, lo más normal es que sean de roble blanco. Los primeros en destilar el whisky y formalizar el proceso de elaboración fueron los monjes, de ellos pasó a los campesinos que instalaron alambiques caseros, para continuar con la tradición.

La palabra whisky en gaélico significa agua de vida y las leyendas cuentan que proviene de las primeras bebidas destiladas por los pueblos celtas, que revivían y calentaban el cuerpo durante el invierno. Un escrito de 1494 señala que el whisky fue destilado por primera vez por el fraile John Cor que obtuvo 6 fanegas de malta, aproximadamente 1500 botellas, aunque se sabe que no es cierto, pues el whisky ya se destilaba mucho antes.

Inicialmente, el whisky se distribuía entre la población como un medicamento y en el siglo XVIII se llegó a emplear para conservar los cuerpos que se utilizaban en las clases de anatomía. El Parlamento inglés y la iglesia, buscando controlar los hábitos de consumo, promulgaron leyes contra el alcohol y aumentaron los impuestos sobre las bebidas, aumentando el contrabando, hasta que en 1823 el rey comenzó a otorgar las primeras licencias a las destilerías, legalizando el comercio.

El proceso de destilación del whisky consisten en mezclar agua con cebada y dejar que fermente y añeje al menos tres años. Las mejores destilerías utilizan agua de manantiales puros, lo que aporta mucha riqueza y cuerpo a los whiskies resultantes. La cebada utilizada se maltea, es decir que se moja y se escurre varias veces a una temperatura de 13 grados durante tres días. 

Para considerarse whisky, el resultado de la fermentación y la destilación, debe pasar a las barricas. En el caso del whisky de malta se debe envejecer en barricas de roble que hayan sido utilizadas para elaborar jerez o bourbon.

 

Mezclas

Seguimos con nuestra comparativa de whiskies hablando de las mezclas y los cócteles que se pueden elaborar con estos. De todos, el más famoso es el Old Fashioned, la bebida que toma Don Draper, el protagonista de Mad Men y uno de los motivos por los que el whisky ha recuperado su popularidad en los últimos tiempos. El Old Fashioned es una mezcla de whisky, angostura y agua helada, con un terrón de azúcar y una cereza Maraschino.

El siguiente cóctel de la lista es el Whisky Sour, una mezcla que se remonta a 1872 y que se elabora con whisky, zumo de limón, jarabe de azúcar y una clara de huevo. Tan famoso como el Whisky Sour es el Rusty Nail, que toma su nombre de la leyenda que cuenta que lo tomaban los trabajadores del tren, que usaban un clavo de raíl oxidado para removerlo. Este combinado se elabora con whisky escocés, Drambuie, hielo y limón.

Y si quieres algo diferente, seguro que te encantará el Café Irlandés que se elabora con café expreso, whisky y nata montada. Ideal para esos días lluviosos y fríos en los que apetece algo calentito.

 

Conservación

El whisky es una bebida envejecida. De hecho, el proceso de envejecimiento afecta a cuánto cuesta una botella, a mayor envejecimiento, más caro será el whisky. Esta bebida está viva, por lo que se verá afectada por la temperatura y el oxígeno que puede llegar a echar a perder su sabor.

El aire es un enemigo natural del whisky, ya que cambia su sabor. Por suerte, el whisky no se oxida, aunque debes asegurarte siempre de que la botella esté bien cerrada. De la misma forma, debes mantener las botellas siempre en vertical y en un espacio fresco y seco. Incluso un whisky económico, una vez abierto puede durar hasta un año sin degradarse.

Valor nutricional

El whisky es bajo en calorías, ya que solo tiene 58 kcal por ración de 10 ml, no tiene proteínas, grasas ni sodio. Contiene solo 0,1 gramos de carbohidratos y tienen propiedades vasodilatadoras, por lo que ayuda al cuerpo a liberar estrés, al tiempo que mejora la circulación. Es antioxidante y reduce hasta un 50% la posibilidad de derrame cerebral.

 

Bebe responsablemente

El cuerpo humano es capaz de procesar un vaso de 10 ml de whisky cada hora. Es decir que, si se reduce el consumo, no se notarán los peores efectos de alcohol. De todas formas, nunca se debe conducir bajo los efectos del alcohol, ni se debe consumir whisky durante el embarazo, la lactancia o si se están tomando medicamentos.

 

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments