Receta de mojito de fresa

Última actualización: 16.10.21

 

Mojito de fresa - Cóctel

Cómo preparar un mojito de fresa o frutilla
Tiempo de preparación15 mins
Número de personas: 8

Ingredientes:

  • 450 gramos de fresas limpias y cortadas.
  • 1/2 taza de zumo de limón.
  • 1 taza de jarabe (agua y azúcar).
  • Menta.
  • 2 tazas de agua con gas.
  • 1 taza de ron blanco.
  • Hielo.
 

Utensilios:

  • Licuadora.
  • Jarra para mezclar.
  • Machacador.

La leyenda caribeña cuenta que la receta de mojito fue obra del gran corsario inglés Sir Francis Drake, quien preparaba una mezcla de aguardiente de baja calidad, azúcar, limón y menta. Esta bebida tenía su razón de ser, ya que el aguardiente combatía el frío, el agua diluía el alcohol y el limón, gracias a su aporte de vitamina C, permitía combatir el escorbuto, una enfermedad habitual entre marinos. Finalmente, el azúcar endulzaba el aguardiente, al tiempo que la menta aportaba algo de frescura a la mezcla.

Esta es una receta muy versátil y los ingredientes del mojito pueden cambiar mucho según la disponibilidad o los gustos de cada consumidor. De esta forma, es posible cambiar el ron por otro tipo de licor o, como es el caso que nos ocupa, cambiar el limón por fresas o por cualquier fruta fresca como la piña o la naranja.

Este mojito casero de fresa es un cóctel ideal para servir en una fiesta o en cualquier reunión con tus amigos. Además, se trata de un combinado muy sencillo, ya que si no tienes una licuadora, puedes hacer mezclando todos los ingredientes en una jarra grande, sin más complicaciones.

Para empezar, añade las fresas, el zumo de limón fresco, el jarabe de azúcar o cualquier edulcorante que quieras, junto con las ramas de menta o hierbabuena en una licuadora. Tritura todos los ingredientes hasta obtener una masa de textura fina y espumosa.

A continuación, en una jarra grande, añade los tallos sobrantes y algunas hojas de menta más y, utilizando un machacador, muele un poco todo hasta que empiece a soltar los aromas. Añade el batido de fresas y limón, junto al ron. En este sentido, es mejor añadir poco ron y, si queda muy flojo, añadir más, ya que de esta forma será apto para todos los gustos.

Agrega el hielo, el agua mineral y mezcla todo bien. Prueba, rectifica el azúcar y el ron hasta que quede a tu gusto. Sirve en vasos altos, con mucho hielo y decora con una ramita de menta y trozos de fresa cortados. Si quieres una decoración más elaborada, puedes humedecer los bordes del vaso con un limón para adornar con azúcar.

Si quieres hacer una versión sin alcohol, mezcla todos los ingredientes, pero sin añadir el ron. Deja que sea cada comensal el que añada el alcohol a su gusto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS