¿Qué es el beer pong?

Última actualización: 07.12.22

 

El Beer Pong o Birra Pong, como es conocido en España, es un juego de beber, que consiste en meter una bola de ping pong en un vaso. Es muy divertido y una forma de pasar el rato en barbacoas, bares y reuniones con amigos. Para los que buscan convertirse en campeones de este juego de beber conocer las reglas es fundamental.

 

Entre los juegos de meter bolas en vasos, el Beer Pong es uno de los más conocidos y famosos. Seguro que lo has visto en muchas series y películas americanas; una gran mesa, muchos vasos en forma de triángulo llenos de cerveza y una pelota de ping pong. Como seguramente también sabrás, se trata de un juego de beber, por lo que tienes que ser capaz de “encestar” en los vasos del equipo contrario, antes de que ellos lo hagan en el tuyo.

 

¿Qué necesito para jugar al Beer Pong?

Como te puedes imaginar, el ingrediente principal de los juegos de beber cerveza, será justamente la cerveza. Si no te gusta la birra, se puede cambiar por cualquier otra bebida, siempre que el resto de jugadores estén de acuerdo y acepten el cambio. 

Por otra parte, al ser un juego de equipos, también vas a necesitar algunos amigos. Habitualmente, los equipos de Beer Pong están formados por dos personas, pero si sois más podéis cambiar la formación a vuestro antojo, añadiendo vasos extra por cada jugador agregado. En este sentido, hay que disponer 10 vasos por equipo y dos vasos extra, que contendrán agua para lavar la pelota tras cada tiro. De esta forma, si añades algún participante extra, solo tendrás que sumar cinco vasos adicionales al conjunto.

Los vasos tendrán que estar sobre una mesa de Beer Pong. Si no dispones de ninguna, puedes cambiarla por una mesa de ping pong o cualquier superficie plana y bien nivelada, que permita a la pelota botar bien y que no se desvíe. Finalmente, necesitarás un par de pelotas de ping pong y las reglas del Beer Pong.

Reglas del Beer Pong

A pesar de que para algunos jugadores, el birra pong puede llegar a ser una forma de vida, en realidad no es un deporte oficial. Este es el motivo por el que a día de hoy no existe un set de reglas oficiales. Sin embargo, sí que existe un conjunto de normas “aceptadas” en todo el mundo y que, de alguna forma, se podrían considerar internacionales, ya que se han utilizado hasta en competiciones de Beer Pong, como el Campeonato Internacional, jugado en Japón.

Para comenzar, se deben colocar los vasos en la mesa. Cada equipo deberá situar sus diez vasos en forma de triángulo frente a ellos. En este sentido, se debe colocar una primera línea con cinco vasos, una segunda con cuatro, una tercera con tres, una cuarta con dos y la última con solo un vaso. Pon el vaso con agua para lavar la pelota a un lado, para que no se confunda con los de cerveza.

Cada equipo se situará detrás de sus vasos y tendrá que intentar meter la bola en el vaso del equipo contrario. En este sentido, cada equipo deberá elegir a un jugador que será el que haga el lanzamiento inicial del juego

Para realizar los lanzamientos, ambos jugadores se sitúan frente a sus vasos, mirándose fijamente a los ojos y deben contar hasta tres. Cuando la cuenta acabe, ambos lanzan la pelota al mismo tiempo, el que acierte será el que obtenga el primer saque. En caso de que los dos fallen o acierten, deberán repetir el lanzamiento.

A partir de este momento, cada ronda consta de dos lanzamientos por equipo. Es decir, un tiro por cada jugador. En el caso de que los dos jugadores encesten, se obtiene un “retroceso”, lo que significa que obtienen un turno extra y vuelven a lanzar.

 

Los lanzamientos en el Beer Pong

Los lanzamientos pueden acabar de tres formas: encestando, rebotando o fallando. En el primer caso, el equipo contrario tendrá que beberse el vaso en el que se ha colado la pelota. Sin embargo, si la pelota rebota antes de entrar en un vaso, el equipo contrario tendrá que beber dos vasos de cerveza. En este sentido, tendrán que beberse el vaso en el que rebota la pelota y el siguiente.

Por otra parte, si al lanzar, la pelota toca la mesa, el equipo defensor (que será el que no ha lanzado) tendrá la opción de bloquear. Para bloquear, se puede coger la pelota o golpearla, para lanzarla lejos de los vasos. Por otra parte, si la pelota no toca la mesa y se lanza directamente a los vasos, no se puede bloquear.

Los vasos y las pelotas

Cuando una pelota entra en el vaso, el equipo propietario del vaso debe retirar ese vaso de la mesa y beber su contenido lo más rápido posible. Si un vaso “encestado” queda sobre la mesa y el equipo rival cuela la pelota dentro de nuevo, el juego termina inmediatamente, siendo este el ganador del partido.

Por otra parte, si al lanzar la bola, esta rebota contra el vaso y lo vuelca, se considera que ha sido encestado. De esta forma, se tendrá que rellenar de nuevo el vaso y beber su contenido. En este sentido, si los vasos se mueven mucho, los equipos pueden solicitar un “re-rack”, es decir, un tiempo muerto para recolocar los vasos. Cada equipo dispone de dos de estos tiempos, que suele ser cuando quedan 6 cervezas y cuando quedan 3.

El juego terminará cuando un equipo haya eliminado el último vaso del contrario. Finalmente, el equipo perdedor tiene la opción de hacer una ronda de “canje” o redención. En esta ronda, el equipo perdedor puede tirar la pelota hasta que falle, si remonta el resultado y lo iguala, seguirá el partido. Sin embargo, si no lo hace, tendrá que beberse todas las cervezas que queden sobre la mesa.

Estos juegos de beber de pruebas, también pueden terminar en empate. En este caso, cada equipo tendrá otros tres vasos, colocados de la misma forma, y tendrán que lanzar hasta que uno de los dos gane. En este sentido, las prórrogas se repetirán hasta que haya un ganador.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS