Top 10 cervezas belgas

Última actualización: 04.07.22

 

Bélgica es el paraíso de los amantes de la buena cerveza. De hecho, las cervezas belgas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, gracias a su enorme calidad y su variedad de sabores, aromas y colores únicos. Con más de 200 cervecerías, el pequeño país produce al año hasta 1.500 cervezas distintas, ¿cuál es la mejor?

 

Es debido a esta variedad de tipos de cervezas que la UNESCO decidió en 2016 declarar la cerveza belga como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En este sentido, para los belgas, la cerveza es algo más que una bebida, ya que se integra completamente en la sociedad.

Las mejores cervezas belgas se distinguen por su personalidad única. En este sentido, son cervezas exclusivas, con sabores únicos, que cuentan con sistemas de elaboración particulares, que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

Los tipos de cerveza belga tienen una tradición muy extensa, pues ya en el siglo XII se comenzaron a elaborar las primeras en la región, aunque no sería hasta el siglo XIV cuando aparecieron los primeros gremios de cerveceros, situados en ciudades más importantes del país como Bruselas, Brujas o Lieja.

Una de las características que hacen a estas cervezas diferentes son sus ingredientes y la forma de fermentación. En este sentido, las leyes de pureza de cerveza indican que los ingredientes son el agua, la malta y el trigo, el lúpulo y la levadura. Sin embargo, las cervezas belgas son conocidas por experimentar con hierbas, especias, frutas o verduras. 

Por otra parte, a diferencia de otras cervezas como la Lager, que fermentan a baja temperatura, las belgas utilizan sistemas de fermentación espontánea, lo que provoca el crecimiento de bacterias que se comen el azúcar y ofrecen sabores únicos.

Todo este sistema único provoca la existencia de más de 1500 tipos de cervezas diferentes y una gran variedad de marcas de cerveza. Así que, ¿cuáles son las mejores?

 

Las mejores cervezas belgas

1. Chimay

La cerveza Chimay es uno de los grandes nombres belgas y cuenta con variedades diferentes, como la negra o la roja. En este sentido, la variedad más común, y también la original, es la roja. La Chimay es una cerveza trapense de abadía, de color cobrizo y sabor frutal, con notas de albaricoque. Tiene una graduación del 7% y se fermenta en la propia botella.

 

2. Delirium Tremens de Bruselas

Esta cerveza, que lleva el nombre del síndrome de abstinencia del alcohol, es relativamente joven. La Delirium de Bruselas, con su botella blanca y su elefante rosa, es una rubia de estilo Belgian Strong Ale, de 8,5% de alcohol y de sabor fuerte.

 

3. Hoegaarden

Se trata de una cerveza tradicional, cuyo estilo se remonta a 1445, cuando los monjes de la localidad de Hoegaarden empezaron a experimentar con la fabricación de cervezas de trigo. Es una cerveza fresca, cítrica y ligera, de estilo witbier o cerveza blanca, el estilo belga por excelencia.

4. Stella Artois

Puede que sea la cerveza belga más famosa y consumida en todo el mundo. Es una cerveza fresca de estilo Lager, de sabor ligero y de color claro. Se trata de una de las cervecerías de Bruselas más antiguas, ya que el primer registro sobre ella data de 1366.

 

5. Petrus

Una cerveza no apta para todos los paladares. Elaborada mediante el estilo Sour Ale, que se envejece en barricas de madera de roble, por lo que obtiene una serie de sabores ácidos, que pueden llegar a recordar el sabor del cava. Realizada mediante fermentación espontánea, resulta también muy refrescante.

 

6. Cantillon

La cerveza lambic, es decir, de fermentación espontánea, es una especialidad belga. Esta cerveza se madura durante 18 meses y se le añaden albaricoques para cambiar el sabor. De color naranja y con baja graduación alcohólica, es una cerveza muy apreciada, sobre todo por los amantes del vino, por su sabor similar al de algunos caldos blancos.

 

7. Brugs Tarwebier

Brugs Tarwebier es una cerveza ligera, con una graduación alcohólica baja, que no suele llegar a los 5 grados. Además, cuenta con un toque ácido que proviene del cilantro. En este sentido, es una cerveza única, con levaduras picantes, así como aromas de trigo y frutales.

8. Hof ten Dormaal Inferno

Se trata de una cerveza muy joven, nacida el 6 de enero de 2015 fruto de un incendio que arrasó la fábrica de Hof ten Dormaal. Por suerte, algunas botellas de cerveza se salvaron y, como experimento, decidieron hacer una cerveza que imitase el sabor ahumado de aquellos pocos supervivientes. El resultado es una cerveza fuerte, con 10 grados de alcohol y un sabor que mezcla el humo, el carbón y las cerezas, para crear unos toques únicos entre amargos y dulces, tremendamente personales.

 

9. Westvleteren XII

Para muchos amantes de la cerveza y especialistas, está considerada la mejor cerveza del mundo. Se trata de una cerveza trapense de abadía. La principal diferencia entre esta cerveza y sus primas, es lo complicado que resulta hacerse con una de ellas. Se trata de una cerveza exclusiva, que solo se puede comprar en una cafetería ubicada frente a la propia abadía de San Sixto en Vleteren o rellenando un complejo formulario burocrático. 

Es una cerveza de alta graduación alcohólica, llegando a superar los 10 grados, de estilo quadrupel y color marrón oscuro. Tiene aromas frutales que recuerdan a las ciruelas, las pasas y los higos, de sabor fresco y dulzón.

 

10. Cerveza Orval

Otra cerveza de abadía trapense. En este caso, es una de las más especiales, ideal para los que disfrutan de las cervezas raras, tanto por su color, de un vivo naranja, como por su olor que procede de su alta concentración de lúpulo. De 6,2 grados de alcohol, es una cerveza diferente a todo lo que hayas probado.

Aunque se nos han quedado muchas fuera, como la Leffe Roja o la cerveza Maes, estas son algunas de las 10 mejores cervezas belgas que puedes disfrutar en tu casa o en una ruta por el país de las cervecerías.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS